Acusado por el descuartizamiento: «Siempre tuve la idea de asesinarlo»

0
362

En el estremecedor documento, asegura haber sido abusado sexualmente por José del Tránsito Pérez, 84, cuando era menor de edad, lo que indignó a familiares del abuelo, quienes se miraban y no daban crédito al relato. La pesadilla partió el 19 de septiembre cuando Don José, como le decían sus vecinos, no apareció más. Raro en él, porque todos los días se sentaba fuera de su casa a tomar el sol y saludar a cada uno de los que pasaban. Por lo mismo, sus familiares y más cercanos comenzaron con su búsqueda, la que terminó en un macabro hecho el 23 de septiembre cuando encontraron parte de su cuerpo desmembrado en el patio de su vivienda, ubicada en calle Estalisnao Oyarzú.

Cuando la noticia ya era de connotación nacional, sus familiares pedían que la policía capturara pronto al culpable. «Y todos sabíamos quién era», señalaron familiares tras la audiencia.

«Decían que le había hecho tocaciones y que este sujeto, de venganza, fue y lo mató, lo que para nosotros eso es falso. Si hasta dijo que también iba a matar a tres carabineros del retén donde había sido detenido por una denuncia de presunta violación. Es muy raro lo que está pasando y lo que pasó acá en la formalización, por eso creemos como familia que es un discurso que a esta persona se lo impusieron y con estas mentiras están dejando muy mal parado a nuestro tío, que es lo peor. Seguramente lo están haciendo para bajar el tonito del gran cariño que le tenía la gente en la comuna de Canela. Lo que pasa es que el tío era una gran persona, muy bondadosa y vayan a la comuna y pregunten, pues todo lo que estamos contando es verdad y allá le dirán lo mismo», dijo su sobrina Juana Pérez.
El fiscal en jefe de Los Vilos, Rodrigo Gómez, relató que la noche del 19 de septiembre el imputado golpeó con golpes de puño a la víctima mientras dormía. Después de unos minutos lo ahogó con un colchón hasta dejarlo inconsciente, para finalmente proceder a cercenar el cuerpo con un serrucho, donde el torso fue cubierto por unas frazadas, mientras que el resto de sus extremidades dejados en un pozo séptico vecino.

Ante tales hechos, la fiscalía insiste en que fue homicidio calificado, «en vista que la premeditación está hecha, porque el señor –el imputado- estaba realizando un plan para matar a este caballero, por eso es importante la declaración que entregó un funcionario de la policía, en el sentido de lo que había escuchado posteriormente al hecho en particular. La alevosía, porque actuó seguro contra un sujeto que estaba durmiendo y éste no podía oponer resistencia, mientras que el ensañamiento es porque estimamos y pensamos a esta altura de la investigación, que el señor no había fallecido al momento de comenzar con los cortes», sostuvo el fiscal.

Y agrega que «son varios antecedentes que tenemos, especialmente por el trabajo incansable que realizó la BICRIM de Los Vilos en compañía de la brigada de homicidios de La Serena y el laboratorio criminalístico de La Serena. En ese sentido se recogieron varios antecedentes de lo que dice relación con testigos para luego obtener una huella, que fue un aliciente importante en el sentido de la participación del hecho, puesto que la huella estaba en el pedazo de cinta adhesiva por el interior y alrededor del torso de la víctima. En razón de aquello, y a menos que no haya estado en el sitio del suceso al momento de hacer todo esta diligencia, era imposible que no estuviera en el lugar. Además, la policía de investigaciones le tomó una declaración al propio imputado con todos sus derechos, donde efectivamente reconoce su participación en forma activa».

Respecto a los presuntos antecedentes psiquiátricos del imputado, el fiscal afirmó que «es un tema a investigar, sin duda. Y por objetividad, el Ministerio Público debe realizar aquellas diligencias probables para poder determinar si tiene algún tipo de patología, pero no obstante ello, no deja der ser un peligro para la sociedad, por lo que se decreta la medida cautelar y de ser posible aquella patología, efectivamente tiene un procedimiento especial que se vertirá en su oportunidad».

Pese que al imputado le decretaron prisión preventiva y se fijó un plazo de investigación de 120 días, periodo en el que el sujeto se mantendrá recluido en el Complejo Penitenciario de Huachalalume, la familia de don José del Transito está con temor. Y también muchos vecinos de la comuna. Porque dicen que «hay gente detrás que lo está encubriendo. En Canela todos ya saben que este sujeto está detenido, pero aún la gente todavía tiene miedo, así que la pregunta es a quién le tienen temor. Creemos que de todas maneras hay terceras personas metidas en esto, que lo están encubriendo. ¿Sabe? Si usted en Canela hace una encuesta, le aseguró que la mayoría de las personas le dirán lo mismo, que lo están encubriendo», apuntó Nino Pérez, otro sobrino de Don José.

E insiste que «como familia creemos que le pagaron para que lo matara. Es que mi tío era un tipo muy correcto y creemos, de verdad, que alguna cosa vio y por eso lo mandaron a eliminar. Mi tío no callaba y como era medio sordo, hablaba súper fuerte, entonces creemos que pasó eso, así que como familia vamos a poner una querella criminal, pero la haremos fuera de la región, ya que acá no sabemos quién es quién. Acá estaba todo preparado, no me cabe en la cabeza. Es lo más probable que gente en la misma comuna lo esté encubriendo. Y lo pensamos, porque la ropa que estaba usando se la compraron, pues fíjate que nosotros lo conocemos y no es su estilo de vestir, dado que le decían comando porque siempre se vestía de militar y aunque fuera invierno, andaba con pantalón corto y una polera musculosa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre