Al defenderse oficial de Carabineros en retiro da muerte a un asaltante

0
400

El hecho ocurrió en el estacionamiento de un strip center de calle Balmaceda, cuando el coronel en retiro llegó para realizar un depósito bancarioy fue abordado por dos sujetos.

«En defensa de su integridad, y conforme a la legalidad, hizo uso de su arma de fuego», dijo el general Jorge Tobar.

Eran pasadas las 9:30 horas y transeúntes se acercaban al lugar, ya resguardado por Carabineros y la PDI.

Con los minutos, la noticia se confirmaba. Un delincuente había muerto después del intento de robo a una persona, que resultó ser un coronel de Carabineros en retiro, momentos en que esta persona había llegado a depositar una cuantiosa cantidad de dinero a la sucursal bancaria de BancoEstado.

All lugar habría llegado una banda en dos vehículos. De una moto bajaron dos sujetos que interceptaron al comerciante y le quitaron un bolso para arrancar en un auto estacionado con otros dos.

Pero cuando el hombre huía, abrió fuego, disparando presuntamente contra la víctima, quien a su vez hizo uso de su arma personal inscrita.

Producto de la balacera, el hombre que llevaba el bolso cayó mortalmente herido. Luego se le encontraría un documento que acredita su nacionalidad venezolana.

Según relataron muchos de los testigos que a esa hora estaban en el strip center, al menos dos delincuentes protagonizaron el incidente y desataron una balacera, para luego uno de ellos huir.

«Escuché un balazo y un grito, después un tiroteo violento…», cuenta uno de los testigos que incluso esperaba la autorización de carabineros para poder retirar su vehículo, justamente en el estacionamiento y al lado de donde cayó herido de muerte este sujeto de nacionalidad venezolana y de 33 años.

De acuerdo a su historia, se habrían cruzado por lo menos 15 disparos entre el sujeto fallecido «y el viejito, que en todo momento se vio cuerdo, nunca se desesperó…».

El caballero se defendía

Movimientos extraños alertaron a transeúntes que hacían fila para ingresar al banco. Otros para ir a una farmacia. «En realidad era mucha gente la que se encontraba en el lugar para realizar algún trámite», señala un sujeto mayor, presente al momento del forcejeo y de la posterior balacera.

«Sí, vi cuando forcejaron y el más joven corre para meterse dentro de los autos y es ahí cuando el caballero comienza a disparar. Todo ocurrió en menos de cuatro minutos, no más que eso, pero la gente estaba asustada, porque todo fue rápido».

Ximena estaba haciendo fila cuando comenzó lo que para ella fue un infierno.
«Cuando se sintió el primer balazo pensé que había sido un neumático que había pinchado, pero cuando volteo veo a una señora que levanta los brazos, como en estado de shock, y se empezaron a sentir los balazos», relata.

Mientras personal de la Brigada de Robos y la Brigada de Homicidios La Serena periciaba el lugar por solicitud del Ministerio Público, la mujer aún nerviosa por lo vivido cuenta que lo primero que atinó fue a protegerse «y a gritar que nos metiéramos debajo de una escalera, y la gente que estaba cerca me siguió y nos escondimos, pero de verdad que fueron hartos balazos, por lo menos unos diez…».

La misma mujer sostiene que «fueron algunos minutos, pero que parecieron horas, puesto que con los nervios que sentimos en ese rato parecía que todo duró mucho rato. Cuando comenzaron los disparos comenzamos a llamar al plan cuadrante, pero la gente estaba nerviosa, sin saber qué hacer, porque tampoco se sabía qué realmente estaba ocurriendo, porque en un comienzo nadie sabía que era un asalto. Primera vez que paso por una situación como esta y espero que sea la última, porque de verdad que fue terrible. Lo peor fue ver a un matrimonio corriendo con sus hijos pequeños…».

Otra mujer, que por temor no quiso entregar su identidad, contó que vio al caballero «que estaba repeliendo el asalto, que era mayor, y el otro sujeto que estaba entremedio de los vehículos disparando. Pero entre lo que mirábamos, se veía que el caballero se defendía. Luego de eso me escondí y no vi nada más, solo oía los balazos y gritos de las personas».

La gente arrancaba

El jefe de la cuarta zona de carabineros, general Jorge Tobar, confirmaba que esta persona llegó al lugar a efectuar un depósito, cercano a los 25 millones de pesos, «momento en que es abordado por dos sujetos armados que lo intimidan, y es en esa acción en donde el coronel de Carabineros, en defensa de su integridad y conforme a la legalidad, hace uso de su arma de fuego, la cual la ley le permite en su condición en retiro».
En esas circunstancias comenzó a dispararles, originándose el tiroteo.

«Lo primero que pensé fue que se había reventado la llanta de un vehículo, pero veo correr a un sujeto cojo y atrás a un viejito disparando. Fue fuego cruzado, papapapa», cuenta otro testigo.

Y agrega: «Luego el viejito volvió a cargar su arma, pero siempre se vio cuerdo. Estaba en su vehículo y de ahí disparaba. Se notaba que tenía experiencia, porque nunca lo vi ponerse nervioso y la balacera habrá durado unos cuatro minutos, pero con el temor de terminar herido y ver gente correr y gritando, ¡uf! fue como una media hora…».

El sujeto muerto, con la pistola que había utilizado a unos escasos metros. El otro escapando a la carrera y el ex policía, ileso, enfundaba su arma sin perder nunca la calma. Todo, ante la mirada de las personas, que corrían de un lado a otro, tratando de ocultarse y protegerse.
«Cuando se dieron cuenta que era una balacera, la gente comenzó a arrancar, otros se metían debajo de los autos. Estaba cuático, las balas locas para todos lados, pero gracias a Dios no hubo gente lesionada. Ahora no sé quién pegó el primer tiro, pero si fue un asalto seguramente fue el caballero de edad. Lo más seguro es que el delincuente no contaba con que el viejito andaba armado…».

En cuanto a la situación en que se encuentra el carabinero en retiro, en cuya investigación por el momento «no se descartaría una legítima defensa», el fiscal Andrés Gálvez señaló que «la víctima no fue detenida, sino que quedó apercibida y a la espera de una citación por parte del fiscal de turno de La Serena». Fiscalía solicita diligencias a la PDI por robo con violencia frustrado que terminó con una persona fallecida.

FISCALIA ORDENA DILIGENCIAS A LA PDI

Desde la Fiscalía se dio cuenta que en el sector de Avenida Balmaceda con Avenida Los Perales, la Brigada de Robos de la Policía de Investigaciones como la Brigada de Homicidios de la PDI desarrollaron diligencias encargadas por el Ministerio Público en torno a un hecho de un robo con violencia frustrado que terminaría con una persona fallecida.

Los fiscales Germán Calquín y Andrés Gálvez acudieron al sitio del suceso, luego que en el lugar ocurrieran los hechos. Previamente y según se investiga, una persona que realizaría un depósito en dinero habría sido abordado por un tercero, quien resultó fallecido tras un intercambio de disparos.

El fiscal Andrés Gálvez dijo que se está trabajando en la revisión de la dirección de los proyectiles, la revisión de cámaras, y que por ahora “no se descartaría una legítima defensa”, aunque aquello es materia de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre