Alarmante baja de donantes de órganos en la región de Coquimbo

0
65

La baja se registró en 2018 en Coquimbo y nivel país. De hecho, según datos entregados por el Servicio de Salud, el año pasado se obtuvieron dos donantes efectivos, los cuales generaron cinco trasplantes de órganos, que fueron cuatro riñones y un hígado
Una baja en el número de donantes de órganos se registró el año pasado en nuestro país. Todo esto, mientras se agravan los casos de pacientes que son prioridad nacional para un trasplante y que esperan una oportunidad de vida a través de un riñón, corazón o córneas. Sí, para las autoridades fue un 2018 que pasará a la historia como uno de los años con los peores registros en este ámbito, ya que solamente 119 personas accedieron a donar sus órganos, la cifra más baja de los últimos cinco años.

Números que, lamentablemente, también afectaron a la Región de Coquimbo, que según datos entregados por el Servicio de Salud, la tasa de donación de la región es más o menos de 2,6 donantes por millón de habitantes, lo que es muy poco y un descenso en comparación al año 2017, que fue de 7 donantes por millón de habitantes.

Claudio Arriagada, director del servicio, comentó que «se realizaron en el año 2018 la cantidad de 126 pesquisas de posible donantes, que fue muy similar al año 2017, donde fueron 125, a diferencia de los años 2016 y 2015 con 70 y 90 pesquisas, respectivamente. Ahora, de esas pesquisas, efectivamente en el periodo analizado del año 2018 se obtuvieron dos donantes efectivos, los cuales generaron cinco trasplantes de órganos, que fueron cuatro riñones y un hígado. Y eso obviamente que nos preocupa. Sin embargo, estamos tratando de incentivar a la población, dado que existe un cambio de ley, que implica que el donante que realmente manifieste su voluntad de donar, no va a poder ser negado por la familia, y aquellos que no se inscriban en el registro de no donantes, también pasan a ser donantes automáticos».

A su vez, destaca que desde el año 2017 se incorporó la notificación de posibles donantes del Hospital San Juan de Dios de La Serena, el cual durante el año 2018 se mantuvo activo con un 21% del total de esta actividad, con 27 pacientes notificados; destacable en comparación al año 2017, donde presentó un 5% de actividad, con 6 donantes notificados.
Respecto a lo que es una pesquisa, Arriagada explicó que «son aquellos pacientes que cumplen con los criterios para poder ser donante de órgano, aunque de todas maneras hay que verificar que el paciente que está en este caso fallecido, está inscrito en el registro de no donantes o la familia rechaza la donación de órgano, por lo que de todas estas pesquisas que se realizaron durante el 2018, solamente se obtuvieron dos donantes efectivos».

Y si bien existe una caída en los donantes, el procuramiento de órganos ha aumentado su efectividad, lo que permite realizar un mayor número de trasplantes.

En ese sentido, el director del Servicio de Salud Coquimbo manifestó que, primero, procuramiento se refiere, «por una parte, a la pesquisa de pacientes y también a lograr que los pacientes que efectivamente cumplen con los requisitos y está autorizada la donación, se le logre extraer la mayor cantidad de órganos posibles. Por ejemplo, lo que nosotros llamamos donantes multiorgánicos, como en el caso nuestro del año 2018, en que de los dos donantes efectivos se generaron cinco trasplantes de órganos, así que eso refleja que no necesariamente un donante es un órgano, sino que se logre llegar a tiempo y oportunamente en el procuramiento para poder extraer los órganos, porque todos tienen una durabilidad determinada y tienen que ser trasladados a un centro de referencia en Santiago, donde se realizan finalmente los trasplantes».

En relación al lugar en dónde se realizan los trasplantes, reconoció que «nosotros solamente hacemos el procuramiento de órganos y de ahí se trasladan hacia los centros de referencia en Santiago, donde finalmente se realizan los trasplantes. No obstante, estamos trabajando en eso, puesto que tenemos proyectos para que prontamente, por ejemplo, el Hospital de La Serena pueda acreditarse para trasplante de riñón y para trasplante de córnea. ¿En el hospital nuevo? Estamos viendo la posibilidad de lograr, incluso, que sea antes de la entrega del nuevo hospital y para eso hay que tener las acreditaciones necesarias del Ministerio de Salud para poder comenzar, puesto que se deben cumplir ciertos requisitos en los que estamos trabajando. Mientras que en Coquimbo no, ya que en lo único que se está trabajando es en el trasplante con el procuramiento de huesos, en el que hay donantes de estos tejidos que finalmente se logran injertar en otros pacientes que lo necesitan, y que es en el área de traumatología. Eso hasta el momento lo estamos realizando, pero es un procuramiento que es común».

Arriagada cuenta que a nivel regional existen varias actividades para que la gente se incentive con la donación de órganos. Por ejemplo, afirma que «una vez al año hacemos la corrida que organiza el Hospital de Coquimbo para la donación de órganos y también se hacen talleres en diferentes medios de comunicación. No obstante, lo que queremos es concientizar a la población que entienda que donar órganos es donar vida y eso es lo que queremos lograr. Pero la diferencia entre el 2017 y el 2018 igual para nosotros fue una baja importante…».

Desde la Estadística de Unidad de Procuramiento del Hospital San Pablo de Coquimbo, indican que a todos los familiares de potenciales donantes se les realizó entrevista de Solicitud de Testimonio de Última Voluntad. La negativa familiar durante el primer trismestre alcanzó el 50% del total de potenciales donantes y durante el segundo, un 25%. Al analizar el año 2018, la negativa familiar fue de un 38% en total.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre