Alumnos de escuelas de la Parte Alta y vecinos marcharon contra la delincuencia por «ola de robos»

1
13

15Unas 300 personas entre alumnos de la Escuela Santa María del Refugio del Jardín Infantil El Canelo y la escuela Juan Pablo II de la Parte Alta de Coquimbo junto a directivos, docentes, apoderados y vecinos, ayer en la mañana marcharon por el centro de la ciudad para exigir a las autoridades terminar con una «ola de robos» que los ha afectado en los últimos días.
Los delitos fueron el robo de computadores y especies en el establecimiento Santa María del Refugio, agresiones a dos guardias de la escuela Juan Pablo II, las que fueron cometidas por ladrones, que fueron sorprendidos intentando ingresar a robar al recinto, ilícitos a los que pasaron a sumarse el robo, en dos oportunidades, de mercaderías de un kiosco ubicado al interior de la céntrica escuela Aníbal Pinto.
Carla Castillo, directora de la escuela Santa María del Refugio de calle Padre Hurtado, señaló que junto a sus alumnos, apoderados, profesores y funcionarios y toda la comunidad del sector decidieron realizar esta manifestación para dar a conocer la difícil situación por la que atraviesan al ser «blancos» constantes de la delincuencia, «la última situación que nos afectó fue en esta semana cuando dos sujetos armados causaron daños en la escuela para intentar entrar a robarnos, afortunadamente las religiosas de la congregación no tuvieron contacto con ellos ya que huyeron, pero en lo que va del año hemos sido víctimas de tres robos de dinero, computadores e impresoras, por eso ahora nos organizamos con las juntas de vecinos para que de una vez por todas podamos combatir a la delincuencia que tanto daño nos hace, por eso es importante trabajar con las instituciones de seguridad como Carabineros, con Seguridad Ciudadana municipal, para hacer un plan de acción y de intervención en toda la Parte Alta porque esto no solo nos afecta a nosotros sino que a todos los vecinos porque la violencia es desbordante y ahora vemos armas a plena luz del día junto al tráfico de droga».
En ese mismo tenor Margarita General, directora de la Escuela Juan Pablo II de calle Camino al Faro, señaló que la agresión a los guardias de su establecimiento fue un acto de «terrorismo» como lo catalogó.
«Esta marcha es de paz, y mis niños solo piden estudiar en paz y los profesores y mi personal piden trabajar con tranquilidad, porque nuestros guardias fueron agredidos brutalmente, casi de forma terrorista, porque los delincuentes han llegado a amenazarlos con armas y días después casi intentaron quemarlos vivos. Pero ahora estamos apoyados por nuestros vecinos a los que agradezco, porque muchos de ellos no son apoderados, pero nos han brindado un gran apoyo para protegernos todos unidos».
Consultada por la última reunión de este jueves con autoridades policiales y municipales para buscar terminar con los robos, General puntualizó: «El alcalde Pereira se ha comprometido con nosotros primero contactándonos a otro guardia y ahora vamos a instalar mejores protecciones en el perímetro, alarma, botón de pánico y cámaras que las habíamos pedido hace mucho tiempo. Pero esta protesta es para sensibilizar a toda la gente de Coquimbo para que la delincuencia no nos gane esta batalla y ese es el mensaje a nuestros niños».

1 COMENTARIO

  1. Esta es la sociedad que hemos creado, con la ayuda de políticos oportunistas y demagogos, a no extrañarnos hoy en día, lo que hemos sembrado estos años.
    Hoy en día nos hemos inundados de derechos y ¿donde están nuestros deberes?,hoy las victimas marchan y los delincuentes cuentan un marco legal que los cobija con los impuestos de las mismas victimas,absurdo.
    A votar en estas elecciones y a dar de baja a estos políticos nefastos e incompetentes y poco representativos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre