Artesano mapuche ofrece reponer el Chemamull robado en Coquimbo

0
420

A un mes del robo de la efigie masculina «Chemamull» desde un jardinera del Plaza de Armas de Coquimbo, Jaime Jiménez, Director del Oficina de Asuntos Indígenas de la municipalidad, compartió con Diario LA REGIÓN la información que permitirá recuperar ese patrimonio cultural étnico ya que después de exponer el caso al reconocido artesano mapuche de Santiago, Antonio Paillafil, el artista está dispuesto a tallar un nueva figura sin ningún costo.

«Nosotros como Oficina municipal de asuntos indígenas no tenemos grades recurso para encargar otra imagen algún artesano o artista plástico, por eso puedo decir que en el Encuentro Nacional de pueblos originarios realizado en Santiago hace dos semanas atrás en el que se conoce hoy como la Plaza de la Ciudadanía la Plaza Italia, donde nos reunimos los representantes de todas las etnias de Chile, y ahí me encontré con grandes amigos de distintas comunas de Santiago, de Temuco y Concepción oportunidad en la que pude conversar de nuestro problema con el artesano Antonio Paillafil que es muy conocido por su talento y por sus trabajos a nivel nacional ya que también confecciona Chemamull

«Fue muy empático y me escuchó atentamente y después de instalar en la Plaza de la Ciudadanía tres figuras de maderas una de Chemamull de mujer, una figura que representa al pueblo Selknam y una estatua de alegoría al sol, que representa a las deidades del norte, y ahí le conté a Antonio lo que nos sucedió con el robo, entonces él de forma inmediata, de forma muy generosa y desinteresada me dijo que él estaba dispuesto a construirnos un Chemamull de un varón, nuevo.

Antonio trabaja desde hace muchos años con un colectivo artístico en San Bernardo con los que por ejemplo, instaló en la estación del Metro Franklin seis Chemamull que están suspendidos, lo que es un hermoso trabajo que él realizó junto a su colectivo, si hay otras grandes obras suyas que ha creado a lo largo de su trayectoria

Para traer a Antonio y la gente que trabaja con él, solo habría que facilitarle alojamiento y alimentación, por eso esta idea se la estoy comunicando al alcalde Marcelo Pereira también para que nos autorice volver a instalar el Chemamull y en cuanto a la fechas para la recuperación solo dependerá de las coordinaciones y la obtención del material para que Mauricio trabaje en la hermosa ruca Kallfu Manke de Peñuelas, donde el hermano artesano Antonio Calfuñanco, que siempre nos ayuda y que también está dispuesto a facilitarla para el proceso de confección del Chemamull, lo que también daría pie a un gran encuentro de la gente de nuestros pueblos originarios del zona con un gran Trabún mapuche tradicional, lo que podría ser en enero o febrero

Nosotros, agrega, no pedimos cooperación de ningún tipo por ser un ente municipal, pero sí, apelamos al corazón de nuestra comunidad para que nos ayude a recuperar nuestra imagen y si la comunidad se une para sacar a adelante este proyecto sería lo ideal y por lo que me explicó Antonio se necesita un tronco de madera de unos dos metros por un diámetro de unos 70 a 80 centímetros.

Siempre fue respetado por toda la gente de Coquimbo y por los visitantes, por eso aun con entendemos el robo de la figura del varón que representaba a nuestros padres, a nuestros abuelos, debido a eso los que procedieron a llevárselo, cometieron un grave error, pero si se concreta el proyecto, evitaremos también que nuestra hermana Chemamull quedó sola, siga extrañándolo, porque ambos imágenes eran un símil de una familia que requiere tener un padre y una madre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre