«Autoridades priorizan otras necesidades después del estallido social, postergando las de los Bomberos»

0
91

Superintendente de Bomberos de Coquimbo, Heriberto Martínez, dice que se requiere con urgencia mayor aporte financiero estatal o municipal y de la comunidad.

Con evidente preocupación, el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Coquimbo, Heriberto Martínez, explica el difícil momento que enfrentan al haber disminuido los dineros para el funcionamiento de la institución.

El cambio estuvo en el estallido social. Los dineros que tenían de algunos organismos del gobierno fueron desviados a otras emergencias, cuenta.

La institución está conformada por 11 compañías y 450 voluntarios, de los cuales unos 300 son activos.

En su programa de trabajo en este nuevo periodo, tras haber sido reelecto, considera reponer tres cuarteles y la adquisición de material mayor y menor.

El tema que lo tiene en «ascuas», dice, es la obtención de recursos monetarios, considerando que el presupuesto que requiere el Cuerpo asciende a unos $ 290 millones.
«Seguimos trabajando para poder construir tres cuarteles, para la Segunda Compañía de El Llano, Sexta Compañía de Peñuelas y Novena Compañía de Guanaqueros. Algunos de ellos esperan fondos de la Junta Nacional nuestra y del gobierno. Son cuarteles que cuentan con el diseño de arquitectura».

La autoridad bomberil estima que «el estallido social también nos ha complicado bastante, porque las autoridades han debido dar prioridad a las situaciones de seguridad y a ayudar al comercio menor, principalmente, cosa que se comprende, pero Bomberos siempre va necesitar de las subvenciones para algo tan básico como el combustible. Por ejemplo, en este inicio del verano acá en la comuna hemos trabajado en varias quemazones de pastizales y varias emergencias por accidentes, principalmente en la nueva Ruta D-43, y así hemos sufrido desgaste de material, como paños de mangueras y trajes, que año a año no hemos podido ir reponiendo».

La actual subvención estatal anual es de $ 86 millones, en circunstancia que requieren de $ 290 millones para funcionar.

Dado este escenario es que acudirá a la Municipalidad de Coquimbo. «Con las platas del Estado vamos a quedar a mitad de camino este año, y por eso este lunes tengo reunión con el alcalde y hacerle ver que ya vamos para los tres años de plantearle nuestros problemas sin que sean solucionados, como la reposición de los cuarteles y la mantención de los mismos».

Yo como Superintendente, agrega Martínez, «me he cansado de clamar y pedir sin obtener respuestas. Acá lo principal es que ojalá aumenten los fondos para el combustible, ya que con $ 86 millones el Cuerpo de Coquimbo no resiste».

Otra inquietud dice relación con pavimentar la calle de ingreso y salida del cuartel de La Herradura.

«Solicitaremos que arreglen la calle que está frente al cuartel de la Undécima Compañía, y si bien sabemos que desde hace tiempo está ofrecida la pavimentación, cada vez que llueve el carro con escala no puede salir, porque no podemos arriesgarnos a perder el carro más caro de todo Chile, que ya cuesta $ 700 millones, y si dejamos que el chasis golpee con el suelo al caer en un hoyo vamos a perderlo, cuando la pavimentación de un tramo de calle no creo que cueste más de $ 15 millones».

Tambien dice que falta apoyo de la comunidad. «Se podrían sumar a la campaña de donar dinero a través de la boleta de consumo de agua potable».

Lamentablemente, dice el oficial, la gente no está muy dispuesta a inscribirse, pero yo les digo que es una forma fácil de cooperarnos.

«Aguas del Valle nos ayuda sin cobrarnos ningún porcentaje de lo que se recauda en la campaña, cosa que no ha ocurrido con otras empresas que sí solicitan un porcentaje, por eso le pido a los habitantes de Coquimbo que confíen y se inscriban.

Llevan unas 600 personas que aceptaron el convenio, pero es poco considerando que hay 180 mil arranques de agua potable en la zona. «Entonces si todos los dueños de esos arranques nos cooperan con $ 1.000 mensuales se acabarían todos nosotros problemas de financiamiento».

LLEGA OTRO CARRO

Heriberto Martinez anunció la llegada, en el segundo semestre de este año, de otro camión aljibe especialmente diseñado para apoyar el combate de incendios.
«Nosotros estamos considerados por la Junta de Bomberos para recibir un camión aljibe nuevo, gracias a un proyecto financiado por nuestro gobierno regional, que destinará un aljibe a cada Cuerpo, pero yo creo que va a llegar en unos 8 meses más, porque tiene que venir una licitación, pero las platas estarían listas, y lo otro bueno es que con otro proyecto del gobierno nos van a llegar trajes de faena normados junto a equipos de respiración autónomos para cada Cuerpo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre