Carabineros que participaron en persecución de acusados de homicidio de policías prestaron aclaratorios testimonios

0
9

15Continuando con la rendición de prueba de la fiscalía, ayer los policías que participaron en la persecución del auto Subaru en el que huían los seis imputados del robo con homicidio de los motoristas de la Primera Comisaría ocurrido el 11 de noviembre del 2016 en Pan de Azúcar, testimoniaron en el juicio sobre la participación que tuvieron en el operativo que intentó en cinco oportunidades parar la marcha de los fugitivos en la Ruta D-43 previo a arrollar a las víctimas.
Es así que los primeros en prestar testimonio además de un civil que vio pasar a gran velocidad el auto Subaru de los acusados por la carretera, fueron los uniformados que montaron un segundo bloqueo de tránsito con móviles particulares en Las Barrancas, el que fue sobrepasado por el móvil en fuga la igual que el primer dispositivo de control vehicular dispuesto para detener a los acusados a la altura de Cuesta Las Cardas.
Luego fue el turno del jefe de patrulla Cabo Lizardo Ángel, que junto al Cabo Yerko Ortiz, efectuaron un bloqueo de ambas pistas con un camión particular frente a la fábrica Estrella Alpina.
Ángel, señaló en el testimonio que prestó en ante el Tribunal que ordenó al conductor del camión que ubicara al móvil atravesado en los dos carriles, maniobra tras la que el conductor bajó de la cabina.
Sin embargo, el Subaru conducido por el imputado Bastián Díaz, pasó por la berma eludiendo al camión.
En ese punto del relato el carabinero manifestó que el automóvil estuvo a punto de atropellarlo al cambiar de trayectoria hacia la pista oriente en la que estaba, por lo que debió hacer una maniobra para evitar el choque por lo que tuvo que salir de la carretera.
Tras esa situación, el policía dijo que junto al Cabo Ortiz, que venía 30 a 40 metros atrás de él, continuaron la persecución hasta que vieron la Subaru, esquivar por la berma poniente, a un bus atravesado en los carriles por otros motoristas, en las cercanías del cruce Apatitas, levantando una nube de polvo que atravesó a baja velocidad, hasta que, metros más adelante, vio tirados en el camino y en un canal a los policías arrollados, capturando a uno de los imputados que huyó desde el auto que había volcado luego del choque.
En el caso del Cabo Ortiz indicó que cuando avanzaba en su moto observó al Subaru pasar por un costado del camión dispuesto para el bloqueo y que luego eso el Cabo Ángel, debió eludir al automóvil para evitar ser chocado.
Al retomar la persecución el Cabo, precisó que continuaron siguiendo al Subaru por un kilómetro y medio hasta que esquivó al bus en el cruce Apatitas, por lo que siguió avanzando tras el auto, atravesando, a velocidad moderada, por entre la polvareda levantada, hasta que observó al Carabineros Luis Díaz, fallecido, tendido en el piso al igual que al Sargento Hans Knopke, cuyo cuerpo quedó en un canal.

Muertes evitables

Con los testimonios rendidos el fiscal Claudio Correa, remarcó que el deceso de los motoristas pudo der evitado, «se ha ido acreditando que en al menos en 5 ocasiones se les ordenó a los acusados detener su marcha. Si tan solo en una se hubieran detenidos, el sargento y el carabinero estarían vivos».
Sobre el cruce de vehículos en la ruta para obstaculizar el tránsito de los acusados por parte de Carabineros, el fiscal dijo que «los funcionarios han sido claros que sus intenciones era que los acusados se detuvieran y si ellos hubieran hecho caso a esas órdenes, reitero, los funcionarios estarían vivos».
Correa añadió que con estas órdenes, los acusados podían representarse el riesgo de los hechos.

El juico continuará hoy en la Primera sala del Tribunal Oral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre