Comunidad científica lamenta renuncia de Chile al crédito BID por las implicancias en el Laboratorio Andes

0
176

En la cordillera andina, específicamente abajo del Túnel Agua Negra, se pensaba instalar un laboratorio para cazar las partículas más misteriosas del universo: neutrinos y materia oscura, llamado ANDES por su sigla en inglés.

Las crisis y el desinterés político pusieron su construcción en pausa. Ahora la comunidad científica muestra su preocupación por las últimas informaciones respecto a la megaobra binacional.

El laboratorio ANDES (Agua Negra Deep Experiment Site) aún no existe fuera de los papeles, de los planos y de las aspiraciones. Pero desde hace casi diez años el astrofísico Xavier Bertou, coordinador internacional del proyecto, se refiere con tanto entusiasmo a la iniciativa que pareciera como si ya estuviera en funcionamiento en el corazón de la cordillera de los Andes.

En entrevista con LA REGIÓN, el científico franco-argentino, relata que actualmente el laboratorio está en un estado de diseño bastante avanzado. «En el 2015 hicimos el «Nuevo Estudio Conceptual» del laboratorio con la empresa Lombardi, la encarga del diseño del túnel Agua Negra, después de haber pasado por una evaluación de nuestra propuesta por colegas a cargo de los otros pocos laboratorios similares en el mundo. En 2018 pudimos hacer la Ingeniería Básica de Anteproyecto, que de nuevo hizo Lombardi, para asegurarnos de poder incluir ANDES como opción de construcción a la obra del túnel».

Bertou explica que se trata de un laboratorio subterráneo, en lo más profundo de la cordillera en el trazado del túnel, a 1750 metros bajo la montaña. «Se tratará de varias cavernas de gran tamaño (las mayores son un pozo de 30 m de diámetro por 40m de alto y una de 50m de largo, 23m de alto y 21m de ancho), con una porción dedicada a geociencias, otra para biociencia, y las más grandes cavernas para física de partículas».

«Será uno de los pocos laboratorios con esas características en el mundo. Hay algo como una docena de estos en operación, y el único en el hemisferio sur hoy en día se está construyendo en Australia».

Consultado por las últimas informaciones respecto a la megaobra, en donde se confirma que el gobierno chileno renunció al crédito del BID para la construcción del túnel, Bertou señala que «es muy preocupante ver las últimas noticias. Hubo muchas críticas desde el gobierno central al estudio del túnel y todas fueron desarmadas por expertos en el área. Está perfecto querer asegurarse de que un proyecto no tendrá altos sobrecostos. Sin embargo, si los expertos confirman que las cosas están bien estimadas y el gobierno central chileno decide sin embargo rechazar de manera unilateral el préstamo del BID, algo que se logró con el EBITAN, una entidad binacional aprobada por los 2 congresos de los 2 países, estamos frente a algo muy problemático».

¿Puede existir el laboratorio sin el túnel?
Hay dos opciones, en túneles o en una mina. En una mina el acceso es mucho más complejo y la actividad está muchas veces condicionada por la actividad minera (como corresponde, ya que la mina es el anfitrión de alguna manera). Tener un laboratorio en un túnel vial es ideal, permite llevar los equipos de gran tamaño necesarios para realizar experimentos de frontera.

«Habría posibilidad de construir un laboratorio subterráneo en unas minas en Argentina o Chile, o en otros túneles. Sin embargo, si la profundidad no llega a los 1.700 metros como en el Túnel Agua Negra, el laboratorio deja de tener un interés internacional, y el impacto de la ciencia que se puede hacer adentro se limita significativamente. Pasaría a ser un laboratorio donde podríamos desarrollar prototipos, entrenarnos, antes de ir a laboratorios profundos en el hemisferio norte».

Un retroceso para la ciencia

El astrofísico va más allá y señala que «es un retroceso serio, para nosotros, la comunidad latinoamericana y especialmente argentina y chilena que está esperando el laboratorio, pero también a nivel internacional.

Hay mucho apoyo internacional para la construcción de ANDES, desde premios Nobel hasta directores de experimentos y laboratorios. Están esperando que aportemos a la ciencia que se está haciendo en los laboratorios del norte».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre