Conductor de bus Liserco es víctima de brutal agresión

0
12

FOTO1 001Orlando Roco Nieman, conductor de Liserco por nueve años y antes  vigilante, fue víctima de un feroz ataque de una pareja aparentemente de pololos, quienes actuaron con violencia extrema, sin importar que el Liserco estaba en funcionamiento y que, al interior, iban siete pasajeros.
El conductor presenta heridas en el rostro (le pusieron puntos), hematomas en la cabeza y diversas partes del cuerpo.
Relata que el lunes como a las 17:40 horas, como cada día, hacía recorrido entre La Serena y Coquimbo. En el paradero cercano a la rotonda en La Serena le abordó esta pareja que desde un comienzo fue hostil.
Al llegar a destino en un paradero del sector Fosfatos, casi al llegar al camino al Fuerte de Coquimbo, ambos las emprendieron contra el conductor, aparentemente, dice Roco, en venganza porque otro colega los habría hecho bajarse del Liserco.
Detalles más detalles menos, tras un intercambio verbal, ligerito llegaron a los golpes. Roco no abandonó su lugar de trabajo ni detuvo el motor. «No me dejaron tiempo de nada. Se me puso al frente y me golpeaba y me golpeaba con mucha fuerza y rabia. En mi posición poco podía hacer. Tenía que controlar la máquina que incluso en un momento dado retrocedió y chocamos a un auto»…
Los atacantes le dieron de puños y también usaron una piedra de cuarzo que el conductor llevaba cerca de su asiento.
Los pasajeros no hicieron nada por evitarlo, dice. «Solo se limitaron a llamar a Carabineros,  pero éstos no llegaron».
Finalmente se logró zafar del sujeto y de su acompañante, cerrando las puertas del Liserco. Pero estando ellos afuera, seguieron dañando la máquina. Con un quitasol rompieron vidrios.
A todo esto, a la mujer, una rubia, se le quedó la mochila en el Liserco. En su interior había documentos y otras especies, todo lo cual quedó en Carabineros donde el conductor hizo la denuncia tras constatar lesiones en la posta Santa Cecilia de la Parte Alta.
Se trata, dice la víctima, de personas de unos 25 años «que se nota que tienen oficio».
Explica el conductor que en un trabajo con Carabineros lograron ubicar los rostros de los atacantes en las redes sociales, por lo que confía que una vez que actúe la fiscalía se les tendrá que ubicar y someterlos a la justicia, dice.
Ayer fue a curaciones en la Asociación Chilena de Seguridad donde además le tomaron radiografías y le dieron tres días de licencia médica.
En cuanto a los daños en la liebre, no fueron avaluados por su dueño, pero también estiman que serán varios días sin trabajar, considerando los feriados que complican el recambio de vidrios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre