Contraloría da «visto bueno» al municipio para iniciar licitación de obras para terminar el Mercado del Mar

0
126

Concluida por parte de la Contraloría General de la República la revisión de la propuesta de licitación realizada por el municipio de Coquimbo para adjudicar a una constructora las obras para terminar el Mercado del Mar de Avenida Costanera, el ente contralor autorizó el inicio del referido proceso licitatorio, que permitiría antes de fin de año retomar la edificación de la emblemática obra que le «cambiará la cara» a uno de los principales accesos a la ciudad, generando de paso un gran polo de desarrollo económico y laboral a nivel comunal y regional.
La positiva información fue confirmada a Diario LA REGIÓN por el concejal Alejandro Campusano que explicó que en cumplimiento al nuevo sistema de trabajo implementado por la casa consistorial, las licitaciones y otros procesos administrativos y de adquisiciones son enviados en primera instancia a Contraloría para ser revisados, tal y como en el caso de la licitación del Mercado del Mar que concluyó con la referida aprobación.
«Para generar transparencia estamos enviando todas las licitaciones nuestras primero a Contraloría gracias a un convenio, y ahora para la nueva licitación del Mercado, luego de conocer unas observaciones menores, estamos en condiciones como municipio de licitar tras pequeñas correcciones en las bases, las obras, lo que nos tiene muy contentos, porque este es un proyecto emblemático que da solución a los locatarios y comerciantes de nuestro borde costero».
Campusano explicó que las bases en esta oportunidad serán muy estrictas en cuanto al «currículum» y solidez de las empresas postulantes y en el caso de la que termine adjudicándose los trabajos, para evitar que por problemas financieros no concluya las faenas como lo que le ocurrió a la constructora licitada en primera instancia, de nombre Indico, la que no pudo terminar el edificio por insolvencia cuyo contrato fue caducado por el gobierno a fines del año pasado.
«La principal condicionante de estas bases es que la empresa debe tener respaldo económico fuerte para que avance en las obras de forma rápida, ya que por el problema de la empresa licitada de forma original, el edificio quedó a la deriva, pero ya tendremos a otra empresa que finalmente concluirá de construir este símbolo de Coquimbo. Como municipio, esperamos que un buen número de empresas nacionales o extranjeras se presenten a la postulación para tomar la mejor decisión».
Sobre el financiamiento que en un comienzo ascendió a más de $5.500 millones aportados por el Estado, el concejal dijo, «bueno todos sabemos que ya se gastó bastante del presupuesto inicial, pero si es necesario hacer alguna modificación de los dineros, eso se va analizar en su oportunidad al interior del concejo para buscar más recursos si es necesario».
Consultado por los plazos para la continuación de la edificación, la autoridad manifestó, «esperamos que un mes y medio más se puedan subir las bases de la licitación al portal público, para, en octubre, poder adjudicar si hay alguna empresa interesada que cumpla con los requisitos para que ojalá a fin de año empiece con los trabajos».

Edificio de
tres niveles

El mercado contará con un primer nivel de unos 2.800 metros cuadrados, serán ubicados 110 puestos de pescaderías y marisquerías, con sistema de circulación de aguas residuales individual, conectado a un sistema central en el mismo nivel en donde estará un mirador.
Pasando al segundo nivel, allí estarán instalados 26 restaurantes con todos los servicios que requieran para las cocinas junto a una pequeña terraza para el público, mientras que la zona administratuiva va a estar en el tercer piso junto al espacio de bodegas y la sala de máquinas y el sistema eléctrico principal.

Situación de vendedores de pescados externos

Aun cuando el Mercado del Mar esta proyectado para albergar a unos 136 locales, nuestro medio en nota publicada en junio pasado, conoció la opinión de los vendedores de pescado que laboran fuera del actual terminal pesquero que solicitaron al municipio una opción para ser incluidos en el proyecto del mercado o en su defecto en otra opción que les permita seguir laborando en la Costanera.

En ese sentido Campusano descarto la inclusión en el nuevo edificio aunque dio cuenta de otra alternativa para los vendedores, «sabemos que este grupo de dos sindicatos de comerciantes no cumplen con el tema sanitario y el mercado ya tiene un cantidad definida de locales por lo que veo dificil que les podamos dar una solución ahí. Pero para ellos habría que analizar la posibilidad del cercano terminal Las Rejas que a futuro va a quedar desocupado, pero repito es una posibilidad que debe ser analizado por el concejo y el municipio, porque si alguien esta interesado en trabajar allí, deben apegarse a las normas tributarias y sanitarias y deben estar bien organizados»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre