Don Héctor unirá El Faro de La Serena y el Muelle de Coquimbo… nadando

0
713

Hector Fernando Medina López, 60 años, coquimbano, trabaja por casi cuarenta años en el área perecible de Jumbo… Su mayor cualidad, sin embargo, es la gran pasión por la natación. Le gustan los desafíos, nos cuenta, y el mar le brinda esa oportunidad.
Ahora, y tras haber hecho varias travesías importantes, se prepara para la gran prueba El Faro de La Serena hasta el sector Waterpolo del muelle en Coquimbo.

Esto será el doce de enero, siempre que las condiciones del mar lo permitan. Es la autoridad marítima quien da la última palabra. La largada sería a las ocho de la mañana.
En el ambiente de la natación hay expectación. Luis Jopia, uno de los más connotados nadadores de Coquimbo, nos presentó a don Hector, su discúpulo… «Es un nadador extraordinario», nos dice el maestro.

El cruce lo haría en aproximadamente tres horas de natación.

De cómo comenzó en este deporte, don Héctor, casado, tres hijos, dos nietos, nos cuenta que su padre era un buen nanador, pero aunque siempre lo deseó no pudo hacer este trayecto, por eso él tomó la posta y está trabajando para lograrlo.

Para eso entrena entre dos o tres horas en cada sesión semanalmente. Antes de tirarse al mar, en su casa y en un gimnasio hace máquinas.
La familia está contenta, dice, porque lo ven realizarse. Cuenta con todo el apoyo del grupo.

«Esto también lo hago a modo de llamar la atención en los jóvenes para que hagan deporte y si es la natación tanto mejor. La natación se puede comenzar a cualquier edad. Por eso mi llamado es también a los no tan jóvenes para que se atrevan.Tenemos lindas playas, muy cerca, disponibles prácticamente todo el año, un mar tranquilo», señala.

Coquimbo siempre se ha caracterizado por tener buenos nadadores. En un rápida mirada aparecen los nombres de Delfín Acuña, Víctor Casanga, Luis Jopia, Luis Lamata, Aquiles Cabeza, Humberto Maturana, Eduardo Apala, Hugo Balverde, Cristian Cortés, Humberto Avilés (El Gato), Ledezma, el Dr. Juvenal González (pese a que tiene problemas en sus caderas), Carmona (salvavidas).

El último nadador en hacer el cruce La Serena – Coquimbo fue Francisco Acuña, hace treinta años cuando tenía poco más de treinta años de edad. En ese mismo tiempo también hizo la misma hazaña Víctor Casanga.

«Pero aun así, dice Héctor Medina, debieran haber muchos más buenos nadadores. Falta incentivar la práctica de este deporte y en eso estamos. En Coquimbo hay un grupo que se llama «Los Nadadores del Frío» porque nadan todo el año.

¿Y por qué nadar?

«Para mí, por mi salud, porque el deporte hace bien para la salud. Me desestresa, me hago dos chequeos al año y nunca me han encontrado nada, el ánimo siempre arriba y siempre pensando en positivo… La natación es solitaria, pero a la vez cuando uno bracea tiene presente a todos lo seres queridos».

El doce de enero es día sábado… Habrá que ir a aplaudirlo porque como el eclipse esto no se da todos los años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre