El «Chapulín» trajo la «Marea Roja» a la Pampilla

0
83

Mario Moreno llegó con toda su familia a Coquimbo, a la Pampilla. También con amigos del barrio. Y no vino a pasarlo bien, sino que a trabajar, a quemarse las pestañas junto a su señora e hijas.

Pero usted, estimado y fiel lector, seguramente se preguntará quién es Mario Moreno. Bueno, es el famoso «Chapulín», el hincha más famoso del país y que durante 20 años ha seguido a la Roja por todo el planeta en compañía de la «Marea Roja», que hoy también se encuentra en Coquimbo, en uno de los tantos locales de venta al interior de la Pampilla, «la fiesta más grande de Chile», dice.

Agrega que por primera vez «estoy en la Pampilla, aunque muchas veces en Coquimbo viendo fútbol, pero primera vez en esta fiesta que de verdad es la más grande del país».
Cuenta el «Chapulín», cómo le gusta que lo llamen, que la opción de venir a trabajar a la Pampilla se dio básicamente porque «soy comerciante, toda la vida me he dedicado al comercio y hace cinco años abrí la tienda de nombre la «Marea Roja» en Santiago, en Santiago Centro, y durante el último tiempo la he llevado a las fiestas más grandes del país, puesto que hace poco estuve en La Tirana y ahora en Coquimbo».
En su tienda, la que atiende junto a su señora y algunos amigos que lo acompañan, se venden exclusivamente polerones y camisetas de fútbol, obvio. «Traje muchos productos y del fútbol, principalmente, y a la gente de verdad que le llama la atención los precios y ha comprado, así que me ha ido bien».
La gente, de verdad, lo ubica. Lo mira y se pregunta ¿será el «Chapulín»? Y eso a Moreno le gusta. No se queja que la gente lo reconozca.

«Llevamos casi diez días acá en Coquimbo y se ha visto muy buena onda, porque la gente me conoce y me saluda, tiran buenas vibras. Me entregan mucho cariño y se ríen, seguramente les llama la atención que estemos presente en la fiesta y no en un estadio, ya que están acostumbrados a verme alentando a la Roja en los partidos en el extranjero. Pero bien, pura buena onda acá en la Pampilla, compadre».

Tras su estadía en el puerto avisa que volverá raudo a la capital para seguir en lo suyo: su tienda y en octubre se pondrá la polera que lo catapultó a la fama, la roja con la insignia del «Chapulín Colorado», mítico personaje que hiciera famoso el comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños y partirá al extranjero, a Estados Unidos, a ver la Roja.

«Así es, ya que en octubre me voy a Estados Unidos a ver los duelos de Chile ante Estados Unidos y México. ¿Si fui a Asia? No pude ir, pero si fui a la China Cup. Si lo hizo un grupo de la «Marea Roja», pero no pudieron llegar a la ciudad en donde jugaba Chile por el terremoto (Sapporo), así que desde Tokio se fueron directamente a Corea del Sur. ¿Sabes? Muchos creen que soy millonario porque viajo tanto, pero la verdad es que soy un trabajador más de este país y lo que hacemos es por pasión. Por ejemplo, ahora me voy a Miami al partido de la Roja en octubre y compré el pasaje en avión en 370 lucas y en diez cuotas, entonces no me sale caro».

Como en la vida, Moreno reconoce que hay que ir evolucionando. «Comencé en la Clasificatoria para el Mundial de Francia en 1998 y durante dos años recorrí toda Sudamérica a dedo, luego llegué a Francia con 20 lucas en los bolsillos, durmiendo más de tres semanas en las calles y donde me acogieran chilenos residentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre