EL PRINCIPAL BOTÍN QUEDÓ EN MANOS PIRATAS

0
6

16bbLa principal meta era ganar y se consiguió. Coquimbo Unido doblegó a Everton por 3-2 en el partido de ida de la primera ronda de Copa Chile jugado el domingo en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso, mostrando un futbol que tiene como principal característica una presión constante y que ilusiona a los hinchas porteños que han podido disfrutar de este encuentro y de la etapa de pretemporada.
El elenco coquimbano dejó de ser ese equipo que esperaba al rival, que no tenia resolución y que muchas veces solo reaccionaba ante la adversidad. Ahora en la cancha se ve un equipo que propone, que va arriba, independiente del rival que tenga enfrente.
El domingo se encontraron dos técnicos que se conocen, que tienen una propuesta similar y se vio reflejado en la cancha. A los 8′ minutos, el local logró abrir el marcador con un remate potente de Leandro Reymundez, quien finalizó una jugada que comprometió a cerca de 7 jugadores locales en pos del ataque.
Claro que eso lleva a jugar con una defensa que queda mano a mano y fue aquello lo que aprovechó Everton, que puso el 1-1 dos minutos más tarde con un tiro cruzado de Raúl Becerra.
Los errores arbitrales también convirtieron en protagonista al juez Julio Bascuñán, que a los 22′ cobró un penal inexistente sobre Iván Ledezma, sin embargo, el volante coquimbano no tuvo problemas para convertirlo en gol logrando el 2-1 a favor del pirata.
A los 32′ un error en el fondo le cuesta el empate transitorio a los aurinegros. El central Fabián Torres le entrega una pelota corta de cabeza al meta Franco Cabrera, pero el balón lo intercepta Juan Cuevas para el 2-2.
A los 39′ ambos equipos se quedaron con 10 elementos, al ser expulsados Jorge Orellana y Dilan Zúñiga, en Coquimbo Unido y Everton, respectivamente. Ante este panorama, en el segundo tiempo, el DT Patricio Graff realizó cambios buscando equilibrar a su equipo y tener el balón.
Aquello lo consiguió con el ingreso de Marco Collao por Reymundez y de Nicolás Carvajal por Kilian Delgado. Y si bien bajó la intensidad del encuentro, el equipo controló de nuevo las acciones y a los 28′ el juez cobró penal para el pirata tras un choque sobre Diego Carrasco. Ledezma fue nuevamente el encargado de convertirlo en gol, decretando el 3-2 definitivo.
La revancha se jugará el próximo sábado 22 de julio en el estadio Sausalito de Viña del Mar, a partir de las 12 horas y será televisado por el CDF nuevamente.
Para acceder a la siguiente fase, Coquimbo Unido debe ganar o empatar. Si pierde por un gol de diferencia se definirá el paso a octavos de final por penales, si son más goles de diferencia avanza Everton.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre