Empresa Investing Capital asegura que no utiliza sistema piramidal y que sus inversiones son legales

0
32

12El movimiento de personas y clientes que llegaban ayer hasta la sede central de la empresa Investig Capital era constante. Es que la estafa masiva protagonizada por la empresa AC Inversions conocida el martes en Santiago y que tiene a sus máximos ejecutivos en prisión preventiva, los tienen inquietos.
Y no es para menos,  ya que en el papel ambas empresas ofrecen altas rentabilidades a sus clientes. Sin embargo, el gerente general de la empresa nacida en hace dos años, Francisco Zepeda, aseguró que existe una diferencia muy importante entre ambas firmas.
«Por lo que tenemos entendido tenían (AC Inversions)  un sistema piramidal, no se si está comprobado o no, pero ellos no tradeaban los dineros de una plataforma, por lo tanto las platas que recibían de un cliente nuevo se la entregaban a los clientes más antiguos como pago de rentabilidades. Nosotros trabajamos con una plataforma otorgada por un bróker en la cual nosotros invertimos los dineros y ahí generamos nuestras ganancias, principalmente las trabajamos en divisas, que son más volátiles, porque a nosotros nos interesa  la volatilidad», asegura.
Consultado sobre como pueden asegurar a sus clientes ganancia fijas tan elevadas,  el ejecutivo aseguró que «este instrumento, si bien es de alto riesgo, te permite tener esta rentabilidad y mucho más. Hay personas naturales que tradean en forma particular y tienen rentabilidades de entre un 30 y 40 por ciento mensual. O sea es totalmente factible».
En uno de los contratos a los que tuvimos acceso se señala que Investing Capital asegura a sus clientes rentabilidad mensual del 10 por ciento.
Francisco Zepeda reconoce además que no cuentan con fiscalizaciones por parte de ninguna entidad vinculada al sector financiera «Hoy el mercado derivado no tienen ningún tipo de regulación, ni la Superintendencia de Seguros, ni la la Superintendencia de Bancos… una empresa seria como la de nosotros le interesa ser fiscalizada porque estamos en regla en todo. Y si tenemos algún tipo de problema queremos solucionarlo. Siempre queremos trabajar dentro del marco de la Ley», afirmó.
Actualmente cuenta más 3 mil clientes y su planta de trabajadores llega a las 70 personas. Además de La Serena, tiene sucursales Santiago, Copiapó, Antofagasta y Puerto Montt.
Francisco Zepeda dijo que durante las últimas horas han llegado muchos clientes con la inquietud de saber que pasará con la empresa y con sus inversiones.  «Hay clientes que llevan mucho tiempo con nosotros y que vienen con la preocupación porque se han enterado por la prensa. Creo que se ha manoseado gratuitamente el nombre de aquella empresas que sí están haciendo las cosas bien y no tienen ningún problema como la nuestra. Sí nos hemos visto afectados porque nuestros clientes vienen y algunos deciden llevarse sus dineros».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre