En vista que los hombres se van a la minería, las mujeres asumen rol de choferes en los taxis

0
13

210 mujeres desarrollan su trabajo en la conducción de taxis colectivos, taxis o furgones, y que representa cerca del 8,5% del total de conductores, es la cifra que se espera aumentar una vez que termine el curso para acceder a la licencia A-2.

Ayer 25 mujeres comenzaron a recibir esa licencia, proceso que se extenderá por un mes. Es el primero que se realiza a nivel nacional.

ROMPEN EL MITO: SON MEJORES CONDUCTORAS

En un rubro que ha sido históricamente machista y que, literalmente, ha sido «manejado» por los hombres, el presidente de la Asociación de Taxis y Colectivos (Asotacol), Manuel Correa, señaló que en la actualidad  la cantidad de mujeres que participa como conductoras en las diferentes líneas varía entre un 7% a un 10%, lo que según su opinión «es muy bajo».

Agregó que han encontrado que las características de trabajo de las mujeres son cosas necesarias para este rubro. Tal es el caso que la mujer es más cuidadosa con la conducción, en los registros de accidentes son los hombres los que los cometen, son más cuidadosas con el vehículo, con el trato y la mujer se mantiene más estable en los trabajos porque está ligada directamente al hogar», esto en directa relación con la poca estabilidad que se genera en los trabajos en los hombres y que ante una nueva opción de emigrar dejan sus puestos, aspecto totalmente distinto a lo que ocurre con el sexo mal llamado «débil».

La necesidad de capacitar mujeres surgió en vista de que hay un déficit  de mano de obra en todos los rubros económicos, a lo que la locomoción colectiva no escapa. En este sentido afirmó que «la opción fue poder capacitar a las mujeres e insertar más mujeres al mercado laboral».

Pero uno de los motivos que gatilló que se comience a potenciar a las mujeres a un rubro que es dominado por los hombres fue el denominado boom minero, que finalmente hace migrar a los hombres a los yacimientos en busca de mejores sueldos y mejores expectativas laborales. En este sentido, Correa argumentó que «en la minería son más hombres los que son contratados y aquí puede haber una combinación que tanto el hombre como la mujer pueden compartir el mismo vehículo, porque trabajan por turnos ya que la mujer lo trabaja y después se cambian. Hay más que trabajan con los hijos, con las parejas, entonces es muy importante la participación de la mujer en este rubro».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre