Enfermera narró espeluznantes «penaduras» en la torre nueva del Hospital de Coquimbo

2
18

12Durante la edición de ayer jueves del programa radial , «La Noche del Misterio», que transmite Radio Madero, se dio a conocer el testimonio de una enfermera del Hospital San Pablo de Coquimbo quien ha sido testigo de extraños fenómenos al interior del recinto de salud.
En los últimos días hemos dado a conocer de extrañas fenómenos ocurridos en el sector donde se desarrollaron los trabajos de demolición de la torre antigua del recinto. Allí en varias oportunidades los trabajos debieron ser suspendidos por la presencia de una extraña figura, en su mayoría un niño, en una zona prohibida para el público. Esto motivó la realización de una ceremonia religiosa para apaciguar las presencia de estos espíritus.
Esta vez, la enfermera del recinto Valeria Ortiz dio a conocer otros fenómenos paranormales, pero esta vez ocurridos en la nueva torre de hospitalización.
«Antes del terremoto yo trabajaba en el cuarto piso, ahí hay dos habitaciones. En una de ellas había un señor que agonizó por mucho tiempo…él murió sólo porque sus familiares no alcanzaron a llegar, y en esa pieza la gente decía que había un caballero sentado en el berger…pero no molestaba….como que estaba su sombra no más. Después en esa misma pieza un paciente se tiró por la ventana….esa pieza quedó como muy pesada», contó la profesional.
Pero la enfermera también contó que había otra habitación en la que también ocurrían extrañas situaciones.  «Es una que no se usa para pacientes hospitalizados, es como para pacientes que van por el día no más. Ahí no se murió nadie, no pasó nada extraño pero sí en la noche molestaban mucho…tocaban los timbres, prendían la tele….», indicó.

Valeria Ortiz también recordó que en una oportunidad se fueron a recostar con otra de sus compañeras. Para poder aislarse pusieron un biombo entre las dos camas. «De pronto nos pegaban en el biombo como igual que con un lápiz. Yo le decía a mi compañera qué quieres, déjame dormir y ella me decía, yo no soy y yo tampoco era. Y después de eso salíamos corriendo», afirmó.
La enfermera afirmó que son más los pacientes los que les contaban de la ocurrencia de situaciones extrañas y de la aparición de un enfermero. «Yo ahora no estoy en ese piso…pero que hasta que estuvimos ahí, los pacientes nos decían que no dormían bien y que según ellos andaba un enfermero y nada que ver porque nosotras éramos puras mujeres…y el enfermero que hay no tiene nada que ver con lo que decía la gente, que era alto».
En el programa también se dio a conocer la experiencia vivida por otra enfermera, Valeria Ortiz, quien es presidenta de la Asociación de Enfermeras del recinto. «A mí me pasó…en el sector donde yo trabajo que es frente al área de la torre antigua…hay cosas que se han movido y que no tienen ninguna explicación de por qué lo han hecho. Una busca qué puede haber pasado y las explicaciones de otro tipo más lógico», afirmó.

2 COMENTARIOS

  1. Mi madre me dice que en los años 77 a 80 había un enfermero y camillero en aquellos años cumplían varias funciones. Su trabajo está más enfocado en maternidad… era alto, delgado, tes blanca, de una nariz perfilada. Él está en la sección donde del hospital en el cementerio municipal. Era muy atento y buena persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre