Establecen que causa de muerte de hermanos sería por detonación de explosivo en mina

0
35

6Detectives de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, PDI, luego de efectuar los primeros  exámenes a los cuerpos de los hermanos Luis Vega Cortes, de 57 años y Vildo Vega Cortés, 55, arrieros que fueron localizados sin vida el miércoles, en Laguna del Toro de Cogotí, establecieron a la espera de la confirmación de la necropsia, que las graves lesiones que presentaban habrían sido producidas por el estallido de explosivos en una mina de Tulahuén.

Las pericias realizadas en el centro de salud de Combarbalá, al que fueron llevados los fallecidos tras ser trasladados por Carabineros desde Laguna del Toro del área  cordillerana de Cogotí,  permitieron a los investigadores localizar en las ropas de los hermanos que residían en Ramadilla, trozos de mineral de lapislázuli.

Esa pista, de acuerdo al Subcomisario de la Brigada de Homicidios, Robinson Alarcón, permitió presumir que las víctimas que residían en Ramadilla, en que efectuaban con sus familias labores agrícolas y de crianza de animales, no estaban arreando ganado, sino que pudieron estar dedicados a la extracción ilegal de minerales.

«Con los exámenes realizados a los cuerpos se pudo establecer que presentaban importantes lesiones y desgarraduras de sus vestimentas, todo atribuible a una explosión y el lugar del hallazgo de ambos cuerpos no corresponde al lugar en que pudo originarse la posible explosión, por eso barajamos la hipótesis que estas personas pudieron estar hurtando mineral en una mina cercana».

Otra arista del caso que también sigue en proceso de indagatorias es que debido a la magnitud de las heridas que padecieron, los occisos no habrían podido salir por sus medios del lugar en que ocurrió la presunta detonación de explosivos, por lo que la sospecha apunta a que pudieron recibir ayuda de otras personas para desplazarse hasta Laguna del Toro.

Entre las próximas diligencias de la Brigada de Homicidios, está la búsqueda de más testigos que puedan dar cuenta de las últimas actividades de las víctimas y la realización de una revisión de un yacimiento de lapislázuli de Tulahuén, faena muy cercana a la zona en que fueron ubicados los hermanos, cuya desaparición fue informada a las autoridades por parte de parientes a inicios de la semana, debido a que hasta el martes no habían regresado a Ramadilla desde el paso Cogotí  al que habían concurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre