Estudio encargado por el MINVU redefine el futuro de la Parte Alta

0
295

La Parte Alta de Coquimbo es un sector que por su ubicación, identidad y otras características, posee un alto potencial de desarrollo que, desde la mirada de algunos, no ha sido completamente explotado.

El Ministerio de la Vivienda y Urbanismo (MINVU) encargó un estudio que busca redefinir el futuro de ese sector de Coquimbo, particularmente la ladera poniente donde se ubican los campamentos y tomas, trabajo que se inició en diciembre del año pasado.

Hubo una participación ciudadana en el sector, donde asistieron dirigentes y vecinos, quienes señalaron que si bien existen problemas, especialmente en materia de seguridad y de deterioro de espacios públicos, también se presentan oportunidades para el desarrollo de este territorio. Todo este trabajo forma parte de un Plan de Gestión Integrada para la Ladera Poniente de la Parte Alta.

MÁS TRABAJO

De acuerdo a los diferentes actores que han participado en este proceso, por la vista privilegiada hacia el oceáno Pacífico y a la cercanía de diversos servicios, entre otros factores, la Parte Alta tiene un enorme potencial para la inversión social, así como para el desarrollo potencial del turismo, dinámica que no solo podría generar puestos de trabajo para la comunidad residente, sino que también se constituiría en un motor de desarrollo que impulse la regeneración del barrio, mejorando las infraestructura vial o regularizando los servicios básicos, por ejemplo.

Diva Sierra, dirigenta de la junta de vecinos Shangri-La, sostiene que «hace falta recuperar la Parte Alta, porque no tiene espacios públicos, no tiene áreas verdes y ver que se está haciendo este estudio es importante», ya que permite ver las obras que son necesarias para mejorar la calidad de vida de la gente. En lo concreto, indicó que «ha sido lento, últimamente, el proceso de avance hacia el futuro, el cual no queremos que sea tomado por la delincuencia, sino que por los arreglos de nuestras calles, de nuestras carreteras, de nuestras áreas verdes, necesitamos también un Cesfam (Centro de Salud Familiar) más grande, una tenencia, entonces si este estudio está viendo las necesidades que son habladas por nosotros, de quienes vivimos acá, es válido».

SOBRE EL ESTUDIO

El arquitecto y doctor en Desarrollo Urbano Sustentable, Rodrigo Tapia Cerda, es quien lidera el equipo multidisciplinario que está llevando a cabo este estudio. El profesional explica que este trabajo que culminará a mediados del segundo semestre de este año, contempla «la formulación de un diagnóstico integrado para el sector, donde se definen las problemáticas y potencialidades del territorio, la construcción de una imagen objetivo, y el desarrollo de un plan de iniciativas que permita visualizar la estrategia de intervención, con su correspondiente programación financiera, normativa y de gestión».

Cabe destacar que para lograr los objetivos propuestos, el Minvu declaró a la ladera poniente de la Parte Alta como «zona de interés público», lo que permite gestionar recursos que puedan financiar las iniciativas públicas que se planteen en el marco de este estudio.

EL PATIO TRASERO

Un concepto que se repite entre las opiniones de los vecinos y dirigentes consultados es que perciben que la Parte Alta es el «patio trasero» de Coquimbo, por lo que manifiestan la necesidad de alcanzar una mayor integración del sector con el resto de la ciudad en términos de visibilización, lo que se lograría a través del desarrollo de una imagen de barrio «sustentable».

«Esto es relevante pues grafica el modo de cómo los vecinos quieren presentarse o posicionarse ante el resto del espacio urbano, integrándose como una área importante en el sentido del desarrollo comunal», expresó Rodrigo Tapia.

Otras valoraciones entregadas por los vecinos, como el «Patrimonio Ambiental», la «Vida Sana», o el «Privilegio» de vivir en un emplazamiento de alta calidad paisajística, transmiten un sentido de orgullo y conciencia sobre la calidad de vida que es posible proyectar en el lugar y que están sirviendo de insumo para la redefinición del futuro de la ladera poniente de la Parte Alta.

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Pizarro, indicó que «el desarrollo de este estudio nos permitirá conocer las necesidades de un lugar tan importante como es la Parte Alta de Coquimbo. Como Gobierno queremos escuchar la opinión por parte de los vecinos y, sobre la base de sus ideas, fortalecer con diversos proyectos la integración social en este sector que tiene un alto potencial».

Para conocer las opiniones y percepciones de los habitantes de este territorio, se aplicó una encuesta a los participantes de la jornada de participación ciudadana, quienes identificaron las tres más importantes potencialidades para este sector. Las principales menciones están asociadas a «recuperar espacios físicos», «promover el turismo» y el «cuidado de la flora y fauna».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre