Falta de lluvia en la cordillera hace peligrar las veranadas de este año

0
60

No más de 50 mil cabezas de ganado ya se encuentran en las veranadas en Argentina, menos de lo que había autorizado la autoridad trasandina, debido a que muchos animales murieron antes de partir o en el trayecto. Juan Carlos Codoceo, presidente de la Asociación de Crianceros dio cuenta de la dura realidad que atraviesan.

Es una antigua tradición de Chile. Crianceros del país tienen que asumir los riesgos y sacrificios de abandonar a sus familias y pasar la temporada de verano en el antes verdoso suelo de la Cordillera de Los Andes. La actividad se llama veranada, y en sectores del norte chico, como la región de Coquimbo, unos mil crianceros llevan su ganado caprino a pastar y así poder continuar con su ciclo reproductivo.

Pero antes de subir a zonas cordilleranas tienen que contar con la autorización del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Después, viene un periodo donde necesitan sacarle provecho a su estadía en los campos de pastoreo cordillerano. En esos momentos se juegan el enorme esfuerzo de poder asegurar una productividad deseada, a pesar de convivir con la falta de equipamiento necesario.

En este sentido, el ganado caprino, sin duda, es uno de los más afectados por la escasez hídrica, debido a que la superficie de alimentación para estos animales se ha visto reducida considerablemente, lo que ha llevado a la búsqueda de medidas de apoyo. Se han impulsado diversas medidas, como la entrega de comida y suplemento alimenticio a los crianceros y ahora el traslado de cabezas de ganado al sur del país, desde Punitaqui y Monte Patria hacia la región del Ñuble.

Juan Carlos Codoceo, presidente de la Asociación de Crianceros y consejero regional, dio cuenta que la actual situación de los crianceros es crítica, «la alta cordillera de Calingasta, en Argentina, están sufriendo una severa sequía, igual que nosotros, pero ya están los crianceros allá en las veranadas en su totalidad», relató.

Agrega que «lo que sí expresaron las autoridades argentinas, es que de no llover en el invierno de 2020, se cierran las veranadas, pero no sería para siempre».

El escenario podría ser no tan malo, ya que Cocodeo comentó que «lo más antiguos, con la experiencia que ellos tienen, dieron a conocer que vendría un año muy lluvioso, y de que llueva harto y caiga nieve en la cordillera va a depender si las veranadas van a estar abiertas a los crianceros».

«A nosotros se nos transforma en un drama que nuestros crianceros no pueda seguir ejerciendo ese derecho de ir con el traspaso de animales al otro lado de la cordillera. o en el lado chileno», sostuvo.

Veranadas: No más de 50 mil animales ya se encuentran en Argentina

El 20 de diciembre se cerró el plazo para que los crianceros pudieran ir a la cordillera, «eran 50 mil cabezas de ganado que los argentinos habían autorizado, pero no llegamos a ese monto, porque han muerto muchos animales, hay crianceros que prácticamente no tienen y a otros les quedan muy pocos», señaló Codoceo.

«Este fue un año muy complicado para los crianceros, aparte de la extrema sequía, no pudieron ingresar antes, pero también tenemos que recordar que siempre en la cordillera aparece el pasto la primera quincena de diciembre», sostuvo.

En la temporada pasada fueron 72 mil cabezas de ganado las que cruzaron la cordillera, mientras que este año no superaron las 50 mil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre