Feriantes de productos usados que serán erradicados de calle Maipú por el municipio solicitan nueva ubicación

0
7

15bDebido a que a contar del 31 de diciembre el municipio de Coquimbo, no les renovará los permisos para ubicarse en calle Maipú y calles aledañas del barrio Baquedano, los cerca de 1.200 vendedores de productos usados agremiados en cinco sindicatos, a través de sus dirigentes, iniciaron gestiones para que la casa consistorial les permita acceder a una nueva ubicación en la misma población, en vista que si son erradicados, la gran mayoría de ellos no cuentan con recursos para arrendar terrenos para instalarse, sumado a que en otra zona no tendrían la misma afluencia de clientes, y por ende, sus ganancias serían muy bajas, lo que no le permitirá sostener a sus grupos familiares.
Juan Pablo Romero presidente del sindicato Valor y Esfuerzo que junto a los directivos de los otros sindicatos de productos usados, Costanera Center, Pulgas Vip, Sector Pavimento y Algas Marinas, explicó a Diario LA REGIÓN la génesis de la no renovación de su permisos.
«Nos encontramos en esta disyuntiva por la instalación del Mall Vivo de avenida Varela con Portales, entonces por un mandato de ellos se está erradicando a esta feria de productos usados ya que somos el patito feo para ellos».
En cuanto a las tratativa que han realizado ante las autoridades tanto del municipio como del gobierno regional para tratar de revertir la salida Romero indicó, «si bien hay buena disposición del alcalde para escucharnos , ahora último fuimos a estamentos más altos para buscar una solución a este grave problema que se nos viene y nos reunimos con el Seremi del Trabajo Rodrigo Bravo para tener su apoyo para conceptuar algún proyecto y él nos recibirá próximamente para ver cómo mitigar el impacto social que va tener esta erradicación porque somos como 1.200 socios de cinco sindicatos, y atrás de nosotros, están nuestras familias que mantenemos con nuestro trabajo entonces sería como 5 mil personas que se verían directa o indirectamente afectadas por esta decisión».
Sobre alguna justificación que les impida seguir laborando en la misma área tal y como lo han hecho por más de 15 años, el directivo remarcó que no habrían motivos de ningún tipo, partiendo por la situación de seguridad en los puestos, «acá nosotros hemos trabajado desde el inicio del Plan Cuadrante de Carabineros y desde antes con la misma policía cuando partimos con esta feria en calle Maipú, todos los años entregamos la lista de los socios al encargado del Cuadrante, y también tenemos constantes rondas de Carabineros y cuando nosotros vemos situaciones que no están acorde con el buen uso del lugar en el que trabajamos, llamamos de forma inmediata a Carabineros y contamos con decreto y permiso municipal que pagamos siempre y como sindicatos estamos legalizados desde hace 5 años. Pero el tema con el mall no hay que achacárselo a los pocos vendedores ambulantes que están a su alrededor y en calle Portales, porque ellos están constituidos en sindicato y han buscado regularizarse pidiendo un permiso municipal que no se les concedió».
Romero, agregó que tampoco han sido recibidos por la gerencia del centro comercial para buscar una acuerdo, recordando que su feria está muy alejada del edificio, «esto es extraño porque nosotros estamos a varias cuadras de distancia de su puerta principal como en una zona trasera, y nosotros no somos visibles desde sus ingresos a clientes y a su zona de carga porque ahí no ha habido ni habrá nunca ningún puesto de nosotros».

Interesantes
alternativas

Respecto a alguna propuesta que estén manejando para mantenerse por lo menos en el área de avenida Baquedano, el dirigente explicó, «ya estamos viendo la forma de hermosear nuestros puestos, tal vez con puestos iguales con mayor orden con la instalación de papeleros, porque la idea es quedarnos en este barrio por el tema de la clientela, aunque algunos socios ya están arrendando terrenos que piden como un millón y medio, a privados en este barrio, pero la mayoría de la gente nuestra son dueñas de casa, que son jefas de hogar, que llegan a vender cosas de casa para subsistir porque sus maridos están sin trabajo por la baja en la minería, y tenemos adultos mayores y enfermos terminales con bajas pensiones que tienen puestos para tener aunque sea un pequeño ingreso al día y ellos, no podrían acceder al arriendo que dije y esas personas quedan totalmente desvalidas si nos sacan de acá y todos tiene su ficha social con el puntaje que pide la municipalidad para trabajar en este rubro».
En ese mismo tenor el presidente habló de otra alternativa, «hace siete meses atrás entregamos al alcalde la idea de crear en la Pampilla una gran feria de productos usados que sería la más grande del norte pero hasta el día de hoy no nos han dado respuesta y también buscamos en Mideplan si hay algunos otros terrenos en Coquimbo que pudiéramos usar y si bien nos atendieron hasta ahora no nos han dado respuesta, además en sesión de concejo se me dijo que me coordinará con el señor Cuadra, del departamento municipal de bienes nacionales que también se reunió una sola vez con nosotros y de ahí no nos citó más. Pero nosotros estamos de acuerdo en ubicarnos donde la municipalidad nos indique no se en la misma avenida Baquedano, desde la bencinera hacia el sur o en un lugar en donde no terminemos muriendo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre