Fernando Godoy, actor: «Tenemos que orar para que mi abuelito se vaya tranquilo o que se produzca un milagro»

0
9

El actor y humorista de televisión es nieto de Hugo Godoy Arancibia, que se encuentra hospitalizado en estado de gravedad en la UCI del Hospital de La Serena luego de resultar con el 50% de su cuerpo quemado producto de un incendio al interior de su domicilio.

Nicolás Véliz J.

En un estado reservado y con información solo para los familiares se encuentra Hugo Godoy Arancibia de 90 años y padre del conocido funcionario de la municipalidad de La Serena, Claudio Godoy, quien la noche del miércoles resultó con graves quemaduras luego que explotara un televisor y se produjera un incendio en su domicilio en calle Infante 377.

Según la última información que entregaron los propios familiares de la víctima este se encuentra con el 50% de su cuerpo quemado en condición grave internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Juan de Dios de La Serena. El panorama se complica más para Hugo Godoy ya que además presenta complicaciones pulmonares por la inhalación de humo durante el siniestro por lo que tiene comprometida las vías respiratorias.

La víctima es abuelo del actor y humorista, Fernando Godoy, quien viajó de manera urgente para estar en estos momentos con su familia y prestar toda la ayuda posible. El actor estaba visiblemente afectado por esta situación y señaló que «esta es una gran tragedia familiar y es doloroso porque es gente muy buena», señaló aún con restos de cenizas en el cuerpo y en el rostro, ya que durante todo el día estuvo ayudando a despejar y limpiar el lugar en que ocurrió este trágico accidente.

«Es impensable y jamás pensamos que un televisor puede estallar y es muy complicado poder anteceder a una jugada así de la vida. Lamentablemente esto ya ocurrió. Tenemos que orar para que mi abuelito se vaya tranquilo o que se produzca un milagro, pero que no sufra, porque él no se lo merece», señaló Fernando Godoy.

Con la cabeza más fría el actor manifestó que de acuerdo a lo informado por el cuerpo médico y ante el grave estado de salud de su abuelo, «él fue y es un deportista, sin embargo, la edad es la que prima y mi abuelo ya arrastraba otras enfermedades que de salir la recuperación será más lenta. Los doctores han sido realistas, nos han dicho la verdad, hay ganas que se mejore pero las condiciones son difíciles. Ahora solo hay que esperar y ver qué es lo que quiere el destino».

Aclaró que tiene permiso del canal de televisión en que actualmente trabaja y se quedará en La Serena hasta que su abuelo se recupere o hasta que «el destino quiera otra cosa». «Me duele mucho porque es gente muy buena y uno espera que a esta edad mueran en paz y uno nunca espera que vivan una tragedia así. Estuvimos en la casa y el paisaje es dantesco y es un dolor caminar por el lugar y sentir lo que pasaron ellos el día del incendio»», finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre