Fiesta del Damasco este fin de semana en Diaguitas

1
18

damascoHoy  y mañana se realiza en Diaguitas, cerca de Vicuña, la Fiesta del Damasco organizada por los vecinos de la localidad con la finalidad de preservar y difundir esta antigua agroindustria casera en torno al sabroso fruto.
Se hará demostración de la preparación de mermeladas de damasco; degustación y venta del producto; dulces caseros, tejidos a telar, artesanía en madera, etc.
El damasco es una de las frutas primaverales más conocidas y abundantes en el Valle de Elqui, después de la uva.  Se cultiva en forma casi silvestre en los huertos y parcelas del valle.
Sin embargo el avance de construcciones y otros factores  ha hecho que el damasco vaya desapareciendo de los huertos.
Por ello los habitantes de Diaguitas, uno de los sectores donde más abunda, organizan la actividad que permita mantener el cultivo y la agroindustria casera del damasco.
Los principales impulsores de esta Fiesta del Damasco son don Patricio Astorga y Jaime Molina, quienes esperan captar la atención de cientos de elquinos y turistas que visitarán el valle durante este fin de semana. «El objetivo principal de esta Fiesta del Damasco es conservar la tradición de cultivar damascos cien por ciento naturales, sin químicos, y la elaboración de mermeladas. En la actividad habrá 4 ó 5 personas que prepararán las mermeladas desde pelar los damascos, colocar la leña, mezclar la fruta con el azúcar, hasta el producto terminado y listo para envasar. Para ello se usarán los tradicionales fogones. Queremos mostrar cómo se hacían antiguamente las mermeladas, utilizando damascos orgánicos que aún se cultivan en los huertos de nuestras casas; y en el evento mostraremos todo el proceso de elaboración de las mermeladas», explica Jaime Molina.
Consultado acerca de la producción de damascos durante la presente temporada, indicó que este año la producción fue baja, incluso menor que el año pasado. Esto se debería, principalmente, a la sequía y los trastornos climáticos que este año fueron bien notorios, como las lluvias en el mes de marzo, un otoño-invierno caluroso y lluvias un poco tardías en agosto. «Este año hubo menos producción de damascos a tal punto que nos costó conseguir fruta para elaborar las mermeladas en el evento de este fin de semana. v

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre