Guido Hernández por relleno sanitario: «Sería lamentable que este gobierno termine sin darle una solución»

0
130

El concejal RN Guido Hernández Trujillo ha demostrado ser perseverante y, por sobre todo, un constante defensor de buenas causas en Coquimbo. Esta vez lidera la lucha para que se fiscalice y en lo posible se ponga pronto término a la autorización de funcionamiento del relleno sanitario El Panul, de capitales de la familia Campos.

«Es que son tantos y tan graves los problemas de salubridad y medio ambientales que esto no resiste más. Sabemos que la solución no es fácil, pero también creo que ha faltado un poco más de compromiso de las autoridades regionales y también de la comuna. Hay que estar en los zapatos de los vecinos para saber lo que es vivir a diario con roedores y malos olores», afirma.

EN EL DIARIO

En visita a diario LA REGIÓN con dirigentes vecinales de ese sector, hace ver que los vecinos históricamente han tenido problemas con el relleno sanitario, desde cuando primero fue un basural, luego verterdero y finalmente este relleno sanitario de diez hectáreas.

«Hay un mal olor constante, presencia de vectores, pájaros, moscas, roedores, perros, animales asilvestrados, etc. Sumado a que dos personas en condición de calle han muerto en ese recinto, sin muestras claras del motivo. Se especula que podrían haber fallecido por efecto de inhalar el aire contaminado del relleno…» argumenta Rocío Carvajal, presidenta de la agrupación No Más Relleno.

Hacen notar que las casas estaban antes que el relleno. Ahora las poblaciones están a casi 700 metros nada más, por lo que la vida diaria es muy dificil, señalan.

LO QUE PIDEN

Los vecinos reclaman que ese relleno sea cambiado de lugar. «Que lo saquen, y mientras eso ocurre que les hagan cumplir la ley 19.300, relativa al cuidado medioambiental y manejo de residuos sólidos domiciliarios».

Ya la Seremía de Salud, en 2018, y la superintendencia de Medio Ambiente, en 2019, sancionaron a la empresa por graves incumplimientos a la norma sanitaria y medio ambiental, obligándoles a cancelar una multa de 580 millones de pesos.

«Hicimos una nueva denuncia ante la Superintendencia de Servicios Sanitarios, ante el incumplimiento de los puntos exigidos por las mismas autoridades. Nosotros no vamos a parar un día ni vamos a dejar de exigir lo que corresponda», advierten.

A la vez, hacen notar que «todas las autoridades correspondientes, desde la Intendenta hacia abajo, saben lo que aquí está pasando».

Los vecinos temen contraer enfermedades como cáncer, enfermedades contagiosas y otras, «pero por cuestiones de costos, y de compromiso de las mismas autoridades, no tenemos un estudio acabado para demostrarlo»…

El concejal Hernández señala que entendiendo que el Colegio Médico de la región de Coquimbo ha mostrado voluntad para colaborar, sería muy bueno solicitar, respetuosamente, a través de este medio, que su presidente ponga a disposicion equipos para ahondar en el real impacto que podría estar causando el relleno en los vecinos y en general en la salud de la población».

En el sector existen varias juntas de vecinos, cada una con un número aproximado a los 240 inscritos. La Rinconada, La Rinconada El Sauce, Las Higueras Alta y Baja, La Herradura Oriente, El Panul, La Ensenada… Hay denuncias de vecinos, agregan, que indican que los malos olores estarían llegando hasta el puente La Garza por el norte y Totoralillo por el sur.

SOLUCIÓN COMPLEJA

Seria irresponsable pedir el cierre inmediato de este relleno sanitario sin tener una solución alternativa, hace ver el concejal Hernández. «Sabemos que el gobierno regional ha hecho estudios y trabaja en esta materia, pero también creemos que no se han hecho los esfuerzos suficientes para una respuesta definitiva».

Y agrega: «Sería lamentable que este gobierno termine sin poder dar una solución definitiva al tema. Hablo en forma personal. También planteé al alcalde de Coquimbo hacer una clausura temporal del relleno sanitario por un par de días y a la vez reunirnos con todos los alcaldes de la región usuarios de este relleno, para pedir una solución definitiva».

A este relleno estaría llegando el 67 por ciento de la basura de la región. «Pero además particulares, incluidos los que llevan residuos industriales, como los de hospitales, pesqueras y otros, que lo usan sin un control correspondiente»…

No descartan una demanda medio ambiental con el fin de que la empresa garantice un efectivo plan de cierre cuando sea el momento, ojala lo más pronto posible, dicen; esto porque considerando que es una mega industria, temen que un día la empresa levante carpa y se vaya, o se presente en quiebra financiera, y deje todo ahí tal cual, sin el cierre sanitario correspondiente.

Los vecinos agradecen el apoyo del alcalde Marcelo Pereira, quien les ha dado apoyo jurídico y ha enviado oficios a oficinas públicas para apurar los procesos de cierre y los controles.. sin embargo, acota Hernández, «Yo creo que el municipio podría hacer más, porque hay un sentido de urgencia de los vecinos»…

El dirigente Nelson Herrera recuerda el compromiso asumido por la ex gobernadora Daniela Norambuena a nombre del gobierno, en buscar el traslado del relleno sanitario…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre