Homicidas de turista masacrado en el cráneo quedan en prisión

0
10

8La base de la formalización fue el informe de la Brigada de Homicidios que estableció que a las 4:13 del 6 de febrero Herrera, oriundo de Santiago, de profesión ingeniero, padre de familia con hijas, tras realizar, acompañado de un sobrino, apuestas y consumir alcohol en el Casino de Juegos Enjoy de Peñuelas de calle Peñuelas Norte con Avenida Costanera de Coquimbo, salió del recinto solo con la idea de ir a esperar a su pariente en su auto aparcado en calle Los Pescadores que da a la parte posterior del edificio.
En ese lugar encontró a las imputadas Bárbara Suárez y a su conocida «La Estefy» orinando, instante en el que tuvo una discusión que derivó en agresiones mutuas con ambas mujeres hasta que llegaron su respectivas parejas Diego Bruna y Felipe Ortiz con los que Herrera intercambió golpes.
Pero en un momento dado el ingeniero fue derribado al piso donde fue sujetado por uno de los imputados varones mientras que los demás coimputados que continuaron agrediéndolos con golpes de puños y con fuertes patadas, instante en que «La Estefy» lo golpeó en el cráneo con una piedra.
Luego los acusados procedieron a retirarse para abordar el auto sedán marca Kia de color gris que estaban usando, instante en el que uno de los acusados hombres volvió a atacar a Herrera que estaba tendido inmóvil en el piso, asestándole más patadas en la cabeza para en seguida saltar sobre el mismo cráneo con ambos pies, en reiteradas oportunidades, agresión tras la que abordó el Kia para huir hacia la Ruta 5.
Como medida cautelar el fiscal Claudio Correa solicitó al Juez de Garantía Rodrigo Ravanal la prisión preventiva para Suárez, Ortiz y Bruna por considerar libertad como un peligro para la sociedad.
El persecutor penal para fundamentar la petición presentó también las declaraciones de 4 testigos empleados del Casino Enjoy que en horario de descanso, desde una terraza que da a calle Los Pescadores, vieron toda la golpiza a la víctima describiendo a los agresores como dos mujeres de baja estatura jóvenes, una de las cuales tenía el pelo rubio («La Estefy») y dos hombres jóvenes delgados, señalando además la forma en la que golpearon y redujeron al ingeniero, hasta el instante que uno de los atacantes lo volvió a patear en la cabeza en el suelo saltando sobre su cráneo, detallando además que el auto en el que huyeron los atacantes era de color gris tipo sedán, con pequeñas luces individuales en la parte delantera.
También fue presentada la declaración de Suárez ante la fiscalía donde indicó que tras recibir una invitación de su conocida «La Estefy» concertaron ir con sus respectivas parejas en la noche del 5 de febrero, a un pub de la Avenida del Mar de La Serena, para luego ir a una discoteca cercana de la que procedieron a retirarse a las 3:30 en el auto de propiedad de Bruna para retornar en la madrugada del día siguiente a Coquimbo, donde todos tienen residencia.
Pero en el trayecto junto a «La Estefy» decidieron parar en calle Los Pescadores tras el Casino para orinar, lugar en el que discutieron con la víctima a la que acusó de insultarlas y de propinarles patadas y combos, hasta que intervinieron en la pelea Ortiz y Bruna con los que continuaron golpeando a Herrera, afirmando que «La Estefy», que usaba el pelo rubio, le dio golpes con una piedra en la cabeza, momento en el que decidieron retirarse, instante en el que recogió un celular que creyó que era suyo, pero al saber que era del agredido decidió lanzarlo por la ventanilla en calle Los Pescadores cerca de unos edificios.
El abogado defensor público Patricio López solicitó la aplicación de otras medidas cautelares como arresto domiciliario total o arraigo y firma periódica.

El Juez Ravanal indicó que la declaración de la imputada fue tomada dentro del marco legal debido a que durante su detención le fueron informados sus derechos, incluido el derecho a guardar silencio, aduciendo que en esta etapa procesal los datos reunidos por el Ministerio Público, incluida la referida declaración de la imputada, dan cuenta de la participación de los formalizados en un delito de homicidio que podría ser catalogado como calificado.
Por ese motivo el Magistrado que concedió 90 días a la fiscalía para indagar aplicó la medida cautelar de prisión preventiva por la gravedad de la pena asignada al delito y por peligro para la seguridad de la sociedad a Ortiz, Bruna y Suárez, ordenando que ingresaran en calidad de detenidos en tránsito al penal de Huachalalume.

El fiscal Claudio Correa, al término de la audiencia, indicó que los antecedentes reunidos junto a la Brigada de Homicidios permitieron tener los argumentos suficientes para solicitar la medida cautelar de prisión preventiva para los tres imputados
«Hay un altercado víctima que estaba en estado de ebriedad y cuatro sujetos golpean en forma brutal a ésta hasta causarle la muerte. Ha quedado claramente establecido en la autopsia la magnitud de las lesiones y por lo tanto la muerte de la víctima se produce pronto», dijo el fiscal Claudio Correa, respecto a las circunstancias de los hechos, donde también se habría hecho uso de elementos contundentes».
Consultado por la situación de la cuarta imputada «La Estefy» que sigue eludiendo a la justicia Correa dijo que «la persona está con orden de detención ya que está plenamente identificada, así es que esperamos que sea detenida en su oportunidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre