Hospitalarios de Coquimbo se quejan de malos tratos y hablan de «dictadura»

0
14

ACTUALIDAD 2Motivados por situaciones que el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, FENATS, de Coquimbo, Luis Barahona, califica de una «persecución y maltrato» hacia los asociados a su entidad de parte de estamentos directivos del hospital San Pablo de Coquimbo, los trabajadores del nosocomio realizaron ayer durante la mañana y hasta el mediodía una paralización de funciones de advertencia en los servicios de Medicina, Pediatría y Maternidad para buscar poner fin a su problemática.

«Paralizamos porque aunque nosotros hemos hecho las denuncias al director del hospital, el doctor Eduardo Nieme, en las reuniones que tenemos mensualmente y a su cuerpo directivo, pero lamentablemente han hecho caso omiso a la realidad que viven nuestros funcionarios en los diversos servicios en que tenemos funcionarios que pasan por un problema grave que es la persecución y  el maltrato enrareciendo nuestro ambiente laboral».

Barahona puntualizó las diversas situaciones que denuncia, las que dicen relación en primer lugar con la falta de material para laborar y brindar la mejor atención  a los pacientes del recinto hospitalario porteño.

«El rol de nosotros los funcionarios profesionales y no profesionales es atender al usuario de buena forma, pero a pesar que hacemos el mejor esfuerzo posible para lograr eso, no tenemos ni los mecanismos ni los insumos que hemos pedido al director los cuales no se compran para hacer, repito, una buena atención al paciente quien ahora tiene garantías y derechos para ser bien atendido».

En un segundo punto que motiva su movilización, el presidente señaló que están los malos tratos que reciben de sus  superiores en diversos servicios, citando un ejemplo: «En el Servicio de Pediatría nuestros funcionarios están siendo perseguidos, maltratados y  humillados, es una cosa que hace mucho tiempo no se veía  y esto no se ve porque tenemos una linda torre en que creemos que tenemos lo mejor, pero allí no están los espacios, no están los insumos y no hay personal suficiente  el que está trabajando con una gran recarga, lo que significa un stress laboral al redoblar turnos o al ir repitiendo turnos de noche, lo que genera una gran presentación de licencias médicas».

Despidos y posible paro total

El dirigente también dijo que hay casos de despidos de parte de la dirección aduciendo exceso de licencias, situación que es derivada de la sobrecarga de trabajo que aduce. «Tenemos mucha de nuestra gente con licencia por las causas que dije, pero la dirección no está preocupada de qué tipo de licencia hablamos, o por qué están enfermos, sino que está preocupada de sancionar a través de la ley 18.834, que le da la facultad al director de destituir por no ser necesarios los servicios del funcionario,  o por enfermedad incompatible al  cargo o por  tener muchas licencias por más de 6 meses, aplicando el artículo 151».

Precisamente ese artículo fue aplicado a una enfermera con 27 años de servicio que estaba a  5 años de jubilar, medida considerada injusta por Barahona, ya que de acuerdo a su punto de vista, debió indagarse los motivos que llevó a la profesional a presentar largas licencias aprobada por la Comisión Médica, Preventiva e Invalidez, COMPIN, segun los datos que maneja del caso.

«La enfermera Mirta Bustos fue despedida a consecuencia del maltrato, la persecución y burla que se le hace en el Servicio de Pediatría y  nosotros la defendemos, porque no defendemos a las jefaturas ni a la dirección y hoy día, hay jefaturas que no están cumpliendo con su rol, y hoy están provocando esta situación que le causa un problema sicológico laboral y familiar a esta funcionaria».

Consultado por sus próximas medidas, el dirigente indicó que esperan el resultado de la reunión que hoy sostendrán con la Dirección del Servicio de Salud Coquimbo cita  en que plantearán sus problemáticas, no descartando en caso de no obtener solución efectuar una paralización total. «Esto está en conocimiento de la directora de Salud Ana Farías, y le pedimos que se ponga término a estas malas practicas,  porque esto se está transformando en una dictadura local en el hospital de Coquimbo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre