Imputados de robo con homicidio de Carabineros afirmaron que no quisieron matar a nadie pidiendo perdón a familiares al término del juicio

0
8

15Al término del juicio oral y luego de los alegatos de clausura de la fiscalía, de los querellantes y de los abogados defensores, cinco de los seis imputados de los cargos de receptación y robo con homicidio de los motoristas de Carabineros, el Sargento Hans Knopke y el Carabineros Luis Díaz, hicieron uso de la palabra, para manifestar que nunca tuvieron la intención de matar a nadie, pidiendo perdón a las familias de las víctimas que perdieron la vida el 11 de noviembre de 2016 en el cruce Apatitas de la Ruta D-43, de Pan de Azúcar, al ser arrollados por el auto Subaru en el que los acusados huían de la policía luego de robar un vehículo en Ovalle.
Pruebas establecen participación de los imputados en los delitos

El fiscal Claudio Correa, en base al alegato de clausura manifestó que los medios probatorios presentados en estrado por el ente persecutor penal, dan cuenta de la participación de los adultos acusados, Bastián Díaz, chofer del Subaru, y Dixon Saavedra y de los menores coimputados los hermanos O.J.B.P., y E.G.B.P., junto a B.A.A.A., y Y.A.R.F., en los ilícitos de receptación y robo con homicidio.
«Entregamos nuestras conclusiones al Tribunal, desmenuzando en definitiva la prueba que fue acreditando en cada uno de los delitos como un hecho único, en el que atribuimos responsabilidad a los seis acusados de acuerdo al dolo común que ellos tenían para sustraer las especies (un vehículo), y posteriormente al dolo eventual de representarse en una situación que fue muy lamentable con la muerte de los dos funcionarios policiales aun cuando en cinco oportunidades fueron conminados a detenerse por Carabineros».
En cuanto a las dudas presentadas por las defensas en sus alegatos finales en cuanto a la «calidad» de la prueba de la fiscalía, como la situación de la ausencia de 8 segundos de video supuestamente captado por la cámara de unos de los motoristas fallecidos al momento del choque fatal, registro que según los abogados, daría cuenta de que sus defendidos no tuvieron intención de chocar y matar a los policías, al tener nulo margen para frenar el Subaru, tras ingresar a la carretera, luego de eludir por la berma al bus atravesado en el cruce Apatitas, Correa expresó.
«Entendemos que todas las situaciones de los delitos quedaron absolutamente clarificadas en el devenir del juicio, es más, una perito que presentó la defensa establece conclusiones en base a ningún sustento lógico y por lo tanto creemos que las aseveraciones no son más que hipótesis que no tienen fundamento y en definitiva no es que falten 8 segundos de grabaciones, eso no ocurrió ya que lo que hay es que producto del impacto la grabación sufre algún tipo de inconveniente que no hacen posible que se pudiera recuperar información que en definitiva nunca fue grabada».

Absolución de
robo con homicidio

En su alegato el defensor Alejandro García, que representa a Bastián Díaz, planteó dudas respecto a la continuidad de los delitos imputados, aseverado que su defendido, no actuó con dolo homicida y que no hay conexión entre el robo y el deceso de los motoristas por lo que espera una condena para Díaz, por robo y receptación.
Carlos Silva abogado de Dixon Saavedra, expuso que sólo ocupó una posición de «mero equipaje» en la fuga desde Ovalle, criticando la prueba pericial del Ministerio Público, al hacer ver que el testigo perito de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito, Siat, de Carabineros, no incluyó en ningún informe la posición del bus atravesado, con 44 ocupantes en el cruce Apatitas, por parte de efectivos policiales.
Además, Silva, esgrimió que los policías que cruzaron el bus, improvisaron el procedimiento y que no protegieron la integridad de civiles, obligando al chofer del Subaru, a pasar por la berma impactando a las víctimas a las que no pudo ver, por lo que reconoció que Saavedra, tiene participación en la receptación y el robo ya que no tuvo intención homicida.
Pasando al alegato del defensor José Miguel Riquelme, que representa a los menores, planteó en términos similares a sus colegas, que sus defendidos no tienen participación en un robo con homicidio, remarcando que el funcionario que ordenó atravesar el bus, tendría que haber sido enjuiciado o sumariado por esa situación al poner en riesgo a civiles inocentes.
El profesional dijo a Diario LA REGIÓN, que en el alegato, también sostuvo dudas respecto a la declaración de los testigos presentados por la fiscalía, «mis representados no tuvieron intención de dar muerte a nadie ni a los funcionarios policiales. Acá debemos partir desde la base que la carga de la prueba es el Ministerio Público y su prueba resultó insuficiente, por las pericias que aportaron, como el informe de la Siat, que no se hace cargo del bus cruzado, de testigos que cambiaron su declaración durante el juicio, habiendo declarado cosas distintas al día siguiente de ocurridos los hechos, con versiones distintas respecto a que el chofer cruzó el bus por orden de los policías y respecto a los funcionarios policiales, que testimoniaron ahora, que el chofer hizo la maniobra al ver al auto contra el sentido del tránsito, que no es la misma versión que dieron al día siguiente de ocurridos los hechos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre