Inquietud en sector inmobiliario ante proximidad de cobranza de IVA en venta de viviendas

0
5

casaSe acerca el nuevo año y con él la entrada en vigencia de un cambio normativo que encarecerá la venta de viviendas nuevas. Se trata de la aplicación, a partir del 1 de enero de 2016, del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a todas las viviendas nuevas que se comercialicen, sin importar su valor, a excepción de las que sean adquiridas con subsidio habitacional.
Esta norma es una de las innovaciones legales incorporadas por la reforma tributaria del actual gobierno, cuyas disposiciones fueron publicadas en septiembre de 2014 en el Diario Oficial.
Mauricio Araya, gerente de Inmobiliaria Serena y encargado del Comité de Vivienda de la Cámara Chilena de la Construcción Regional La Serena, advierte que los cálculos del sector coinciden en que esta nueva reglamentación aumentará entre un 5% y un 11% el costo directo de cada casa o departamento nuevo.
El porcentaje real del incremento de precio será inversamente proporcional a la incidencia del precio del terreno sobre el valor de la vivienda: mientras más caro sea el terreno –por ende, mientras más alto el precio de la casa o departamento–, menor impacto tendrá la aplicación del IVA en el precio final. Esto implica que, comparativamente, quienes más sufrirán el efecto de este cambio de política serán los compradores de viviendas de menor valor, en el tramo desde las 2.000 UF hacia arriba, un segmento considerado como de clase media.
Este ha sido uno de los factores que ha mantenido altas las ventas durante 2015, merced a una gran cantidad de chilenos que aprovecharon la oportunidad de adquirir viviendas sin IVA, unido a un fuerte despliegue de publicidad y promociones por parte de las empresas del sector. Sin embargo, una vez que la reforma entre en plena vigencia y, en consecuencia, se termine este incentivo, se presume que el mercado irá a la baja. “Existe preocupación en cómo será, sobre todo el segundo semestre del año 2016 en el mercado inmobiliario”, admite Araya.
“Los efectos (de esta medida) fueron claramente una anticipación en la decisión de compra de los clientes, quienes leyeron rápidamente la oportunidad que significaba poder comprar antes de la aplicación del IVA, y esto redundó en un sector inmobiliario bastante dinámico durante este año. Esto se ha visto en diversas publicaciones y noticias, especialmente en el segundo y tercer trimestres” del año 2015, plantea el personero.
Araya agrega que “sobre los efectos en el futuro próximo, se prevé un 2016 con buen movimiento en el área construcción, pero al contrario, en el sector inmobiliario, un escenario más complejo, pues nos espera un año con mayores restricciones al financiamiento, además de la aplicación del IVA. Se estima, incluso, que podríamos tener un año con nulo crecimiento en el sector inmobiliario”.
Más aun, Araya comenta que el impacto de esta modificación legal necesariamente llegará los compradores finales, pues las empresas del rubro participan en un mercado altamente competitivo, por lo que carecen de márgenes que les permitan absorber estas alzas tributarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre