Instituto de Derechos Humanos observa de cerca todas las manifestaciones públicas

0
160

Se les ve con sus ya características chaquetas amarillas. En cada marcha o manifestación en La Serena y Coquimbo, están presentes. Observando. «Porque en un estado de excepción constitucional como el que estamos viviendo, la labor nuestra adquiere cierta relevancia nacional», cuenta Tarcila Piña, jefa regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) región de Coquimbo.

Porque desde el domingo por la noche, y con la presencia de militares en las calles, este organismo ha tenido un rol clave como contrapeso frente a eventuales abusos de organismos del Estado.

Y si bien Piña reconoce que el trabajo es arduo durante el día, «donde en cada marcha debe garantizarse el derecho constitucional de la manifestación social pacífica», lo es aún más por las noches, instancia en donde se han desplegado por comisarías y hospitales para velar porque se respeten los derechos de las personas.

«El fuerte que estamos teniendo, y el que no vamos a dejar de hacer todos los días, es que terminadas las marchas, después de las 21 horas, el equipo se despliega a las comisarías para visitar a las personas que están detenidas, y que sepan el motivo de su detención; si fueron leídos sus derechos, que se encuentren en centros de detención permitidos por la ley, y constatamos si han recibido alguna vulneración en el contexto del traslado a la comisaría por parte de Carabineros, la PDI, y ahora de una institución que no estábamos acostumbrados a verlos en la calles, como son los militares», cuenta.

Y agrega que «hacemos el recorrido por los hospitales y al comienzo tuvimos un problema -el día domingo en ambos hospitales-, pero lo atribuyo a que el ámbito de la salud no nos conocía y tampoco nuestras competencias, así que coordinamos una reunión con el director del Servicio de Salud de Coquimbo (Claudio Arriagada) y la recepción fue positiva, así que ahora no hemos tenido ningún inconveniente en el ingreso a los recintos hospitalarios».

Y explica, en ese sentido, que después del retorno a la democracia «el país nunca había vivido un estado de emergencia como el que estamos viviendo, puesto que estamos en un estado al que los chilenos no estábamos acostumbrados, incluso con generaciones que no lo habían vivido jamás. Entonces estamos enfrentando una realidad que muchas y muchos no conocíamos».

Destaca, hasta ahora, la buena coordinación que han tenido con los organismos y las instituciones encargadas del orden y la seguridad como Carabineros, PDI, Ejército y el Servicio de Salud, «quienes me han nombrado contrapartes para ir resolviendo y poder coordinar algunas acciones todos los días. Pero queremos que la gente sepa que todos los días estamos en terreno, observando marchas con nuestras chaquetas amarillas, y en las noches, en horas de toque de queda, en las comisarías y hospitales para verificar la situación de las personas que han sido detenidas o heridas en el contexto de la manifestación o del toque de queda».

Afirma que desde el momento que comenzaron las manifestaciones han constado en ciertos casos «un excesivo uso de la fuerza», y que esos relatos son levantados y posteriormente se contacta a la persona para que pueda desarrollar un relato más tranquilo y «en un espacio de confidencialidad, con los profesionales que corresponda, pues ahí se evalúan los antecedentes y luego se presentan las acciones judiciales».

Se debe informar

Sin embargo, reconoce que con el correr de los días ha ido bajando el número de personas detenidas, y que muchas otras han sido arrestadas por desacato, «porque andan en la calle durante el toque de queda, así que es importante hacer un llamado a la ciudadanía de que respete el toque de queda, pues se ven expuestos a una detención en un periodo en donde más fragilidad pueden tener los Derechos Humanos».

En lo relacionado a la forma de hacer la denuncia, precisa que ojalá «las víctimas puedan estar individualizadas, que exista un teléfono de contacto, que se haga un breve relato del lugar en dónde la persona fue detenida, y sí o sí hay que hacer la constatación de lesiones y eso ser enviado al correo electrónico denuncias@INDH.cl y a cfuentealba@INDH.cl».

Respecto a las acciones judiciales, cuenta que «primero iniciamos las acciones judiciales con los hechos más urgentes -las muertes de los dos jóvenes en La Serena y Coquimbo- y ahora estamos levantando y ordenando las carpetas de los casos cuyas personas han sido heridas, vulneradas y que han estado detenidas en condiciones que amerita analizar las acciones judiciales que corresponda».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre