Juicio oral al «Comando» por el descuartizamiento de un anciano

0
1334

En el Tribunal Oral Penal de Ovalle comenzaron los alegatos. Fiscalía pide perpetua. Abogado defensor dice que «es dudosa la participación de mi representado», y familiares del imputado, apodado el «Comando», aseguraron
que hay más involucrados en el asesinato de José del Tránsito, ocurrido en 2018.

Abraham González ingresó a la sala del Tribunal Oral Penal de Ovalle bajo una fuerte custodia de Gendar-mería. Afuera, su hermana y madre, en silencio, aguardaban su turno para hacer ingreso y declarar como testigos en el inicio del juicio para esclarecer el asesinato y posterior descuartizamiento de José del Tránsito Pérez, de 89 años, hecho ocurrido en septiembre del año 2018 en la comuna de Canela.

Siete personas fueran interrogadas ayer por Rodrigo Gómez, fiscal jefe de Los Vilos, y Genaro Tagle, abogado defensor público.

El primero de ellos, que pidió un biombo para no ser visto por González, sostuvo que conocía a don José desde muy chico, «desde los siete años», ya que era «amigo de mi madre. Y que era una muy «buena persona, pues siempre nos ayudó en tiempos difíciles», contó. Aunque reconoció que en una oportunidad, estando en la casa de don José, «él me tocó la pierna en su momento, pero le dije que eso no correspondía…».

Al imputado, apodado el «Comando» por su gusto de vestir uniforme militar, también lo conoció en el colegio: «Iba en mi curso, aunque él tenía una condición diferente, me refiero a lo mental, pero llegó hasta tercero básico nomás».

Luego llegó el turno de una sobrina: «Mi tío era muy buena persona, solidario. Dentro de su pobreza ayudaba y compartía con vecinos, porque lo conocía mucha gente, pues se sentaba afuera de su casa y conversaba con todos. Era bajito, de movilidad reducida, por lo que usaba bastón…».

Y respecto a ese día, consultada por el fiscal, dijo que «me llamó mi hermana diciéndome que mi tío no estaba, que no lo encontraban, así que lo fuimos a buscar. Entramos ese día a la casa y se veían frazadas amontonadas, además de un plato con una empanada y una ampolleta (dato curioso). Luego revisamos afuera de la casa, pero dentro del terreno, vimos un bolso deportivo y muchas moscas. Algo raro había. Llamamos a Carabineros. Tomé fotos mientras llegaban…».

Después llegaron los turnos de Sandra y Cherry, madre y hermana del imputado, que en varias ocasiones fue silenciado por la jueza por interrumpir la audiencia.
«Ese día estaba en Antofagasta y me enteré por la televisión. Mi otro hijo me insistía en que si yo sabía algo del Abraham, y finalmente me llama y me cuenta: ‘Mamá, sucedió algo feo…’», fueron parte de las palabras que entregó ante el Fiscal y el abogado.

No estaba solo

Ambas en su condición de testigos, pero no presenciales del hecho, señalaron que Abraham, detenido en la Cárcel de Huachalalume desde el tres de octubre de 2018, no actuó solo ese día. Insisten en que hubo más involucrados en el crimen, «y que mi hermano está pagando…», dijo Cherry una vez terminada la primera de varias audiencias que se esperan para aclarar este horrendo crimen.

Incluso entregó tres nombres, y con apodos, de los presuntos responsables del hecho. Recuerda que en una de las primeras visitas que le hizo a Abraham en la cárcel habló con él y que le entregó el nombre de una persona, «que había amenazado a mi hermano menor, y él agachó la cabeza y lloró, y en ese momento me dijo que esa persona era el autor de todo».

Agrega que «mi hermano me contó que ese día -del crimen- estaba en la pieza de atrás de la casa de don José, que estaba durmiendo cuando escuchó bulla, y una vez que despertó vio que ya lo tenían tendido… Mi hermano en la primera declaración dice que sí lo golpeó, pero no que lo descuartizó, él no lo mató…».

En la primera declaración que le tomaron, en Mejillones, cuenta Cherry que «fue bajo tortura, ya que mi hermano dice que lo torturaron, y que bajo ese castigo dijo todo. Que le decían: ‘tú fuiste, tú fuiste’ y como eran tantos lo golpes, finalmente dijo: sí, yo fui…».

Corroborando mi tesis

Mario Pérez, sobrino de don José del Tránsito, escuchaba con atención cada declaración, especialmente la de los familiares de Abraham. Y la sensación en esta primera jornada de alegato «es un poco lo que personalmente presumía, que están apareciendo algunos nombres como involucrados en el crimen, pero debemos esperar a que termine el alegato para hacerse una idea más formal de lo que realmente pasó».

Sin embargo, reconoce que los nombres que ayer aparecieron personalmente los ubica, «y es uno de los motivos por lo que cuales hoy (ayer) estoy acá, justamente para presenciar los alegatos y un poco ir corroborando mi tesis personal, de que al menos habrían más personas involucradas, ya sea en el hecho mismo o como en el ocultamiento de información».

Y sostiene que «de alguna manera estos nombres estaban dentro de las personas que, por lo menos yo pensaba, tendrían antecedentes de lo que realmente ocurrió ese día».

Claro que tampoco quiso aventurarse a los hechos, puesto que «faltan varias jornadas y una vez dictada la decisión de los jueces veremos qué sucederá. Pero son procesos dolorosos, y seguramente se vendrán jornadas todavía más críticas, donde se comiencen a mostrar imágenes de lo que recopiló la PDI, pero de todas maneras estamos con la fortaleza necesaria para soportar esto e ir cerrando este ciclo, aunque como familia de todas maneras esperamos la pena máxima, que es la perpetua».

Cadena perpetua

La fiscalía sostiene que aunque testigos presenciales del hecho no existen, si existen muchos declarantes y también evidencia pericial «principalmente, las que dicen relación con una huella que efectivamente establece la participación de este señor (Abraham González), por lo menos en la cinta de embalaje donde estaba el torso del cuerpo de la víctima. Aparte de aquello, el propio acusado declaró y confesó en su oportunidad, y ante la PDI, su participación en los hechos, lo que de todas maneras se verá durante el transcurso del juicio, dado que están agendadas ocho jornadas más y que en teoría debería durar hasta el 4 de marzo. Por lo pronto esperamos rendir las pruebas correspondientes para poder eventualmente establecer la participación de este señor en el hecho y la sanción respectiva, que es perpetua».

Genaro Tagle, abogado defensor público, manifestó que «hoy (ayer) se hicieron las alegaciones por parte de la defensa y la fiscalía respecto de la participación o no de mi representado en los hechos que se le están imputando, en este caso un homicidio calificado, por lo que durante el curso de estos días van a declarar diferente personas como testigos para ver si es efectivo que el haya participado».

De los nombres que salieron como posibles involucrados en la muerte, afirmó que «todas las personas que están mencionadas están en un documento que se llama auto de apertura, que da cuenta de las pruebas que el tribunal va a conocer para determinar si don Abraham participó o no en los hechos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre