Justicia no accede a petición de «Hijos y Madres del Silencio»

0
59

La presidenta de la Corporación «Hijos y Madres del Silencio» afirmó que «estas familias merecen por parte del Estado una investigación». Esto, luego que la Corte Suprema rechazara investigar casos de recién nacidos sustraídos desde hospitales en la región en la década de los setenta.

No era lo que esperaban y por eso seguirán insistiendo. Es que la ahora Corporación «Hijos y Madres del Silencio» recibió una mala noticia, pero que de todas maneras los instará a seguir luchando para que se haga justicia, que es tener un ministro en visita exclusivo para los casos de los bebés recién nacidos y presuntamente sustraídos desde los hospitales regionales, hechos ocurridos entre la década del 70 y los años noventa.
«Se está haciendo una discriminación arbitraria por parte del sistema judicial chileno y eso para mí, y la agrupación, es penoso», dice la presidenta Alicia Acuña.

Agrega que «como agrupación vamos a insistir, pero lo que pasa es que la Corte Suprema y el sistema judicial, en general, han tomado esto como violación a los Derechos Humanos, de manera que los ministros en visita que trabajan en estos casos, como por ejemplo el ministro Vicente Hormazábal que lo hace de la Primera hasta la Cuarta Región, lo mismo a nivel nacional con el ministro Mario Carroza, solamente tienen la facultad legal de investigar los hechos ocurridos dentro de la dictadura, entre los años 1973 hasta marzo del 1990. De esta manera, los casos que están antes y después de la dictadura, lamentablemente no quedan en nada y la mayoría de los tribunales se han declarado incompetentes por la prescripción de éstos. Entendemos que lo que debería hacer la Corte Suprema y en este caso el sistema judicial es nombrar un ministro en visita por zona, por ejemplo, para que de esta manera se pueda dedicar exclusivamente al caso de los bebés perdidos en los hospitales, lo que facultaría al ministro poder investigar estos hechos que ocurrieron entre los años 90 y antes de la dictadura. Sabemos que en los años noventa pasaron cosas, con menor frecuencia, claro, pero de igual manera sucedieron situaciones extrañas y por eso creemos que se está haciendo una discriminación arbitraria».

En la región son cerca de 19 los casos de menores desaparecidos, lo que no es menor y por eso, explica Acuña, ante la negativa de la Corte Suprema de investigar los casos con exclusividad, «que tenemos gente que le sucedió en los años noventa, así que ellos no tienen por qué quedar fuera de esto. Creemos que se tiene que investigar como cualquier otro caso, así que estas familias merecen por parte del Estado la investigación».

Es más. Acuña sostiene que «mi opinión personal es que si se comprueba que las guaguas fueron secuestradas por gente del Estado en los hospitales públicos, seguramente se le van a venir juicios de indemnización, entonces ahí está el cuento y por eso el Estado está temeroso de que se la vaya a demandar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre