«La Chinita» tuvo que ponerse impermeable

0
8

Parecía Londres, aunque con muchísimo frío. Gran parte de los peregrinos llegó este domingo a Andacollo cerca del mediodía. Asistieron a misa y de inmediato se regresaron.

Esa falta de gente se notó en la procesión de la tarde, que además de corta por los trabajos que se realizan en calle Urmeneta, tenia menos seguidores. El frío y la densa neblina hizo cambiar los planes en esta Fiesta Chica.

No es primera vez que esto sucede. Los andacollinos más antiguos recordaban que la «Chinita» en la década del 50 en los 70 y el año 85 debió ser tapada por efectos climáticos en una Fiesta Chica, tal y cómo sucedió este domingo.  Había tristeza en algunos, incluso, por coincidencia una bandera de un baile chico que la antecedía llevaba una cinta negra lo que ayudó a ese ambiente tenue, triste, opacado.

No hubo globos ni flores lanzadas desde lo alto en ambas iglesias como se acostumbra y el recorrido fue más breve que lo habitual debido a las obras del paseo peatonal que se construye en la calle Urmeneta.

Además hubo problemas de audio al finalizar el tradicional cambio de la imagen. No se escucharon las palabras del Párroco Eduardo Huerta.

La fuerte llovizna no paró en todo el día. Incluso en algunas calles el agua corría y el barro no tardó en llegar.

Los heladeros se fueron a pérdida pero los comerciantes de polar, chalecos y gorros vendieron mucho más que otras veces. Los peregrinos no estaban preparados para el frío, acostumbrados al sol de octubre. Esta vez los termómetros marcaron 9 grados pero por momentos la sensación era de unos tres grados.

SIN EMBARGO…

Sin embargo, puede fallar todo, pero la fe sigue incólume. Cien mil peregrinos llenaron las iglesias, agotaron los alimentos que se vendían y la congestión vehicular fue  histórica.

Un arzobispo iluminado, con voz fuerte y clara, pidió rezar por los «dolorosos acontecimientos» y rogó para perseverar en la fidelidad a la Iglesia.

Para llegar al pueblo la demora fue de cerca de 3 horas en un trayecto donde lo habitual son 50 minutos.

Los tacos se incrementaron en el sector El Manzano donde se cobraba el «aporte voluntario municipal» de 2 mil pesos y en el sector de San Antonio, donde los «solteros» lanzan monedas para conseguir novia o novio al santo casamentero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre