«La Nueva Mayoría no siempre ha estado a la altura de la lealtad que la Presidenta ha demostrado a la coalición»

0
9

12El pasado 18 noviembre Marcelo Díaz abandonaba el palacio de La Moneda tras haber desempeñado el cargo de vocero del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet durante 20 meses. Su decisión tuvo que ver con un nuevo desafío parlamentario, esta vez como Senador.
De visita en la zona, habló con LA REGIÓN sobre esta nueva carrera por llegar al Parlamento, las próximas elecciones presidenciales, y proyectos como Dominga y el Túnel Agua Negra.

– «Siempre es grato volver a la región con la que no he perdido vínculos, al contrario, tengo aquí no solo afectos y amigos sino que también una parte importante de mi vida y de mis raíces y experiencias. Pero concretamente ahora estamos en el desafío de las elecciones internas del partido….las elecciones son el próximo 26 de marzo. Yo soy candidato al comité central por la lista Unidad Socialista, así que he venido a sostener una serie de encuentros, reuniones con dirigentes y militantes de cara a ese desafío. Esta es una región que históricamente me ha apoyado en las elecciones internas del partido y también voto acá, es mi espacio de militancia».

– ¿Cómo han sido estos meses fuera de La Moneda?

– «Relajados. La Moneda y en particular la vocería es un ministerio vertiginoso de mucha adrenalina, es una responsabilidad enorme porque uno no sólo es el responsable de la voz del Gobierno sino que también es parte del Comité Político y en dicha condición forma parte del proceso de decisiones de cada una de las acciones gubernamentales y claro, dejar eso es disponer de más tiempo por lo que ha sido un momento de estar en familia. Como muchos saben mi mujer está próxima a tener un hijo…vamos a tener una nueva integrante de nuestra familia así que hemos aprovechado de estar entre nosotros y quizás compensar todo el ritmo de lo que fueron estos casi 20 meses en el ministerio. He aprovechado de descansar, de leer…y de ir pensando en los desafíos futuros….pero no por eso dejando de lado los fenómenos y el curso de la política, particularmente a la acción de gobierno que es muy importante».

¿Cómo se toma decisión por cupo senatorial? y, ¿Qué le lleva a hacerlo en Distrito fuera de la Región de Coquimbo?

– «Yo quise ser candidato a Senador por la Región de Coquimbo hace tres años atrás, desafortunadamente en esa oportunidad no tuve la fuerza para convencer a los partidos para que hiciéramos una elección primaria para ver a nuestros candidatos, yo quería participar de esas primarias. Lamentablemente en Chile no son obligatorias para que todos quienes quieren ser candidatos se sometan a ese proceso…yo recibí a una invitación de diversos dirigente de mi partido para que mi nombre estuviera disponible para las próximas elecciones parlamentarios, no fue una decisión fácil pues sentía que tenía una responsabilidad especial con la Presidenta, me ayudo mucho a tomar la decisión y eso significa estar disponible para el partido en regiones distintas»

– ¿Cuándo se definirá esa candidatura…..?
– «Falta un poco de tiempo, las primarias legales son el 2 de julio, y creo que ahora en marzo a abril van a comenzar a tomarse las definiciones de cada uno de los partidos».

– Usted ha estado en el Congreso y el gobierno…. ¿Cuál a sido lo más complejo?
– «Son dos experiencias distintas. Yo ceo que lo que marca la diferencia entre una y otra es que en el congreso uno siente que todo lo que uno plantea es posible y que basta la convicción y la voluntad política para que las cosas caminen y en el gobierno uno se da cuenta de las dificultades y limitaciones que veces hay para concretar muchas de las ideas que uno tiene en mente. Para cualquiera el haber sido parlamentario y luego haber sido ministro de Estado es una experiencia que nutre lo que puede ser el aporte que uno hace desde cualquier lugar desde donde decida prestar servicio público. Evidentemente el gobierno tiene una grado enorme de complejidad, sobre todo en los tiempos en que vivimos en que la gente es más exigente con respecto a la política, con justa razón, y donde además estamos en un proceso de transformación muy importante. La labor del gobierno es muy compleja pero también una enorme satisfacción para quien la desempeña».

– Usted lo señalaba, elecciones internas, pero también un proceso de re fichaje….

– «La realidad del Partido Socialista es distinta porque es el único que ya tiene el total de firmas que requiere para reficharse como tal, sin embargo, hay regiones donde no hemos cumplido la meta…una de ellas es la Región de Coquimbo. Me parece que más allá de las quejas, es bueno que esto ocurra porque nosotros tenemos una enorme tarea por delante que es recuperar, sino el aprecio, el respeto de los ciudadanos hacia la política y eso exige que estemos dispuestos a hacer esfuerzos enormes que pongan en riesgo incluso la propia viabilidad de los partidos tal y como los conocemos hoy en día. Aquí no está en juego la reputación de uno u otro partido, sino que si lo público o el espacio de lo colectivo que es la política recupera su razón de ser que es trabajar por el bien común».

ENCUESTAS

– Este es un año especial porque hay elecciones. ¿Cómo ha visto este inicio de la carrera presidencial?

– «No me gusta la verdad porque parece más un esfuerzo de casting que una deliberación programática, de contenidos y de propuestas a la sociedad que va encarnar una elección presidencial. Si todo se resuelve con encuestas entonces no hagamos elecciones, hagamos buenas encuestas. Las encuestas son un elemento que ayuda para no presentar a un candidato que no tienen ninguna opción para ganar, pero también uno tiene que ser capaz de darle la cara a la encuestas y levantar sus ideas por sobre éstas para que puedan llegar a la ciudadanía».

– Usted ha dicho recientemente que «Este gobierno ha pagado el precio de la deslealtad?

– «Todos sabemos que la Presidenta se presentó a la elección porque fuimos nosotros los partidos que le pedimos que volviera, no porque ella lo buscara. Ella no andaba recorriendo el país preparando una reelección. Ella asumió una responsabilidad internacional de primera envergadura que abandonó para venir a encabezar una coalición nueva y un programa de gobierno de transformación social y lo que ha hecho desde el día uno que asumió es cumplir con ese programa, y sin embrago, hemos tenido demasiadas desavenencias en las coalición, muchas muy ruidosas con muchos debate que han hecho muy difícil la acción del gobierno. No digo que todos pero los suficientes para que cada proyecto de Ley que a veces sólo requieren el apoyo de la nueva mayoría cueste un mundo sacarlo. Creo que eso no es justo con aquel liderazgo de la Presidenta Bachelet a quien le pedimos que encabezara la coalición. Yo creo que la Nueva Mayoría no siempre a estado a la altura de la lealtad que la Presidenta le ha demostrado a su coalición, y han primado más los intereses personales, o grupales o las diferencias entre los partidos».

MINERA DOMINGA

– Qué opina de las relaciones que se han planteado entre el proyecto Dominga y el ex Presidente Sebastián Piñera….

– «Para nadie es desconocido que yo he estado en contra de Dominga, como estuve también de Barrancones, lo sigo pensando. Yo creo que la minera Dominga representa un grave riesgo para protección de una patrimonio natural, ambiental, único en Chile y en el mundo. Así como dimos la pelea para evitar la central Farellones, o Barrancones, tenemos que dar la pelea para que minera Dominga no termine devastando ese patrimonio. Por ciento que me parece muy delicada la información que ha aparecido en la prensa con los eventuales conflictos de interés que pudo haber tenido el ex Presidente Sebastián Piñera en relación a sus negocios en minera Dominga. Creo que es algo que tiene que se aclarado por él y espero que se haga con la responsabilidad que ello requiere.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre