Mamá de niño Asperger acusa bullying en el colegio: «Sólo quiero que lo dejen tranquilo»

0
689

Desde el establecimiento indicaron que ya se activó el protocolo frente a las denuncias y que se están tomando todas las medidas que corresponden. En tanto, de la Superintendencia de Educación aseguraron que «han subido los casos de bullying en donde se incluye también el ciberacoso en un poco más del 20% en la región, lo que es preocupante…».

Las últimas semas no han sido fácil para Macarena y Paulo, padres del menor JM, estudiante de sexto básico del Colegio Seminario Conciliar. Sus padres acusan que su hijo, con Síndrome de Asperger, ya no quiere seguir en el establecimiento porque cuatro de sus compañeros no lo dejan tranquilo. Están hartos de que lo amenacen y que le peguen a diario. Aseguran que ha sufrido constantes agresiones en la sala de clases, en el recreo y de igual manera a través del teléfono, como hace unos días, cuando lo llamaron «más de diez veces para molestarlo», cuenta Macarena, entre lágrimas, y sin saber qué hacer.

«Ellos (el colegio) me dijeron que iban a tomar cartas en el asunto, que ya se había activado el protocolo y que sabían todo lo que pasaba con mi hijo. Igualmente me dijeron que le iban a poner una red de apoyo con sus compañeros y que en el patio iban a estar atentos para resguardar su seguridad, pero que tenía que dejar que ellos actuaran», afirmó la madre, entre sollozos.

Sin embargo, lo insólito para esta angustiada mamá es que «yo hablé con el inspector –también encargado de convivencia escolar- el día miércoles y él me dijo que esto no era bullying, sino que principio de bullying y que no me preocupara porque tenían que investigar, hacer el sumario. Pero le dije que esta vez no iba a aguantar como sí lo hice el año pasado y que me iba a saltar todos los protocolos porque ya era demasiado. Entonces hablé con la vicerrectora y me señaló que no querían que mi hijo se fuera del colegio, que sería un fracaso para ellos, puesto que JM era un buen niño y de buenas calificaciones».
Su padre agrega que el año pasado ocurrió lo mismo y que no hicieron nada, «así que no quiero que uno de estos días me llamen y me digan que algo grave le pasó a mi hijo. Nosotros hemos confiado en este colegio, pero hasta el momento no han hecho nada.

Imagínate que hasta apoderados del curso nos han llamado y nos dicen que sus hijos al llegar a sus casas les cuentan lo mal que lo pasa JM por culpa de estos compañeros que lo acosan, en especial uno. Este jueves otro apoderado llamó a mí señora para decirle que su hija tuvo que meterse en el medio para que este niño no le pegara. ¡Ya basta!».

Dicen que el año pasado hicieron la denuncia en el colegio y que hoy piden que lo dejen de acosar, «que lo dejen tranquilo, pues debido a su condición nunca va a responder a los golpes. Ahora, por mucho que en el colegio estén pendientes, siempre queda el patio, en donde hay muchos momentos en los que están solos y se aprovechan porque le cuesta socializarse. ¿Sabe? Quiero confiar en el colegio, pero el año pasado me dijeron lo mismo y eso es lo que me complica, que no se haga nada y que pueda pasar a mayores. Incluso mi hijo sabe que las cosas no van a cambiar y quiere sí o sí cambiarse. Quizás con esto el niño deje de molestarlo un tiempo, pero qué pasará después…».

Nos hacemos cargos y responsables
Desde el colegio reconocieron los hechos y aseguraron que ya están tomando cartas en el asunto, tal como lo aclaró la rectora (r) Claudia Tello Segovia.

«Efectivamente se realizaron dos entrevistas, la primera fue el miércoles 27 y ahí ambos padres se entrevistaron con el encargado de convivencia escolar. En esa reunión hicieron una denuncia interna por hostigamiento escolar en contra de dos compañeros de curso y la segunda entrevista se hizo el día jueves, que fue en muy buenos términos, en donde se conversaron hartas temáticas y les dije que se había activado el protocolo frente a las denuncias y que se están tomando todas las medida que corresponden, haciéndonos cargos y responsables de comprometer todos los recursos humanos y económicos que tiene el colegio para dar contención y respuesta a la situación que los apoderados manifestaron».

Respecto a los protocolos, manifestó que «son estipulados por la Superintendencia y primero los padres hacen la denuncia, luego viene la notificación a los padres de los estudiantes involucrados, que ya se hizo. Sin embargo, tenemos que tomar todos los resguardos necesarios de acuerdo a la situación que los padres describieron. Así que puedo dar fe de que se están siguiendo los protocolos como corresponde y que vamos a realizar un monitoreo con la situación que están planteando. Así que decirles que no están solos, pues como colegio estamos comprometidos y que claramente si deciden cambiar a JM, eso no es bueno, no es la solución…».

Una cifra alarmante dieron a conocer las autoridades de educación en relación a bullying y a las denuncias por maltrato entre estudiantes.

«Han subido los casos de bullying en donde se incluye también el ciberacoso en un poco más del 20% en la región, lo que es preocupante para nosotros, así que estamos en una campaña de poder acompañar a los establecimientos y que ellos inicien y activen todos sus protocolos cuando vean atisbos de situaciones conflictivas. Estos aumentos son en la conurbación, pero también nos llegan casos de provincias como Choapa y de Limarí, pero son menos», señaló el Superintendente de educación, Julián González.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre