Más de 30 mil nuevos ocupados presenta la región de Coquimbo según último informe de empleo

0
8

1La tasa de desocupación en la región fue de 6.6%, registrando un descenso de 0.6 puntos porcentuales respecto del trimestre anterior. El desempleo femenino fue uno de los puntos altos y esta vez alcanzó sólo un 6 %.

La región de Coquimbo experimentó una fuerte baja en el desempleo durante el trimestre móvil junio-agosto y alcanzó un 6.6%, registrando descensos de 0.6 puntos porcentuales respecto al trimestre móvil previo y de 0.2 puntos  en comparación al mismo periodo del año anterior, según el informe emitido por el Instituto Nacional de Estadísticas.

Uno de los principales factores que permitió esta baja en el desempleo fue el aumento de los Ocupados en un 9.6%, lo que representa un aumento de  más de 30 mil nuevos ocupados en puestos de trabajo. Es decir, en la misma fecha del año 2013 existían 315 mil personas ocupadas, hoy la cifra supera los 345 mil.

Frente a estas cifras la seremi del Trabajo, Tarcila Piña, se mostró muy optimista y explicó que «a pesar de que el país atraviesa por un fuerte proceso de desaceleración, nuestra región ha seguido generando empleos y esto se ve reflejado en este informe que detalla que hoy existen 30 mil personas ocupadas más, que en el mismo periodo de 2013, lo cual es bastante significativo».

La autoridad destacó además que « la mayoría de estos empleos son empleos de calidad, con contrato, protección social y seguro de cesantía, tal como fue el compromiso adoptado por nuestra Presidenta Bachelet al asumir su mandato».

Las ramas que más incidieron en la generación de empleo fueron por cuarta vez consecutiva las Industrias Manufactureras, con 9.290 puestos de trabajo y la Construcción, con 4.860 puestos de trabajo. En este punto la incidencia negativa la tuvo la Explotación de Minas y Canteras.

Baja el desempleo femenino

Según el informe, en la región las mujeres presentaron una variación positiva de 13.5%, es decir, 16.780 mujeres se insertaron en el mercado laboral durante el último trimestre, una cifra bastante positiva.

Lo anterior se refleja en un fuerte descenso en la tasa de desempleo femenina que alcanzó un 6.0% y por primera vez se ubica por debajo de la media regional y por debajo también del desempleo masculino.

Ante este panorama la autoridad no ocultó su conformidad y  señaló que «la inserción laboral femenina está siguiendo una senda muy positiva lo cual nos tiene muy contentos pues estamos cumpliendo así con uno de los objetivos anunciados por nuestra presidenta en materia laboral y que apunta a incluir fuertemente a la mujer en el mundo del trabajo».

Según el estudio del INE, tanto la cifra de ocupados como la fuerza de trabajo (la suma de la población en edad de trabajar, incluyendo a los ocupados más los desocupados) crecieron considerablemente, un 2,6% y un 2% respectivamente. De este modo, la fuerza de trabajo se estima en 369.440 personas, mientras que la población ocupada ascendería a 345.040, casi nueve mil trabajadores más que en el trimestre mayo-julio y sobre 30 mil más que hace un año.

En tanto, los desempleados se calculan en 24.400 personas, entre cesantes y quienes buscan trabajo por primera vez. De ellas, 9.000 son mujeres y 15.400, hombres.

La industria empuja el carro

Como ha venido sucediendo en anteriores mediciones de 2014, el sector de la industria manufacturera destacó como la rama de actividad que más incidió en el aumento de los ocupados en los últimos doce meses. De hecho, según las estimaciones del INE, este rubro aumentó en el curso de un año de 18.880 empleados a 28.170, esto es, un 49,2% extra.

Otros sectores que destacaron en generación de puestos laborales fueron el comercio y la construcción.

En tanto, el rubro minas y canteras sigue su caída, manteniendo una tendencia negativa desde enero-marzo de 2014.

Empleo de calidad

Un dato interesante en esta medición se refiere a que, en relación al total de trabajadores asalariados en la región, en el período junio-agosto el 86,2% declaró tener contrato escrito, mientras que el 13,8% restante no lo tenía. De este modo, en doce meses los asalariados con contrato escrito registraron una variación positiva de 10,5%, alcanzando las 199.600 personas.

En términos de la duración del contrato, el 66,4% de los asalariados dice tener un contrato o acuerdo de palabra indefinido, y el 33,6%, definido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre