«Me parece que nadie quiere asumir responsabilidades»

0
81

A mediados de abril, un lamentable hecho remeció a distintos clubes de adultos mayores de la región de Coquimbo, vinculado a «paseos fantasmas», inflación de participantes, y malos servicios que eran ejecutados por una agencia de turismo que utilizaba dineros públicos para el financiamiento de actividades destinadas a la tercera edad.

Turismo Cochiguaz, la agencia de relacionada con estos hechos, mediante fondos concursables del Consejo Regional (CORE), ofrecía distintos paquetes de viaje con sobre costos y muchos de ellos ni siquiera era realizados. Situación que puso en alerta al CORE, quienes iniciaron primero una investigación interna que posteriormente pasó al Ministerio Público.

A cuatro meses de que se dieran a conocer los hechos, el consejero regional Javier Vega, quien integró la comisión investigadora y puso una denuncia en la PDI, evidenció cierta lentitud en el proceso, «personalmente me causa mucho cuidado que esta investigación avance tan despacio, entiendo que se han tenido reuniones con el fiscal regional y con la Contraloría Regional para agilizar los plazos, entre esos la señora Jacqueline Chandía y un club de adultos mayores de El Molle, que han estado poniendo algunas temáticas relevante a disposición por los paseos brujos».

«En mi caso, que acompañé a la señora Jacqueline Chandía en alguno de esos trámites, y ella también me acompañó para hacer la denuncia con el informe que sacó el Consejo Regional, una denuncia en la PDI que todavía está en la fiscalía, y que hasta el momento no he recibido ningún llamado para poder validar el documento que hemos entregado como algo público, que es el informe de la comisión investigadora de los fondos del área social», agregó.

Consultado por la demora, señaló que «quisiera pensar que no hay nada detrás de este proceso, pero a mí se me hace que nadie quiere asumir las responsabilidades, por un lado la intendenta ha respondido a las acusaciones de Jacqueline Chandía diciendo que todas las indicaciones que ella plantea son falsas debido a que las organizaciones habrían rendido, y nosotros sabemos que eso estuvo por poder y muchas veces ni los propios clubes de adultos mayores supieron de esas rendiciones».

«Se excusan en los términos legales de la rendición, pero sabemos que las rendiciones no se hicieron directamente por los clubes de adultos mayores, sino muchas veces ni siquiera había un documento firmado», agregó.

El tema de las rendiciones también le ha causado problemas a Jacqueline Chandía con su club de adultos mayores, sostuvo Vega, «uno queda con la duda del por qué los dirigentes terminan apoyando estos paseos y a quienes hicieron los reclamos no los escucha nadie».

Prevención a futuro

En relación a las medidas que tomará el Core para poder evitar situaciones como la de los paseos brujos, Vega enfatizó en que «por base, lo que pusimos ahora era que no podía haber una cierta cantidad de ejecutores, pero en sí los proyectos son tan vulnerables de ‘baipasear’ por las empresas que pueden poner a los representantes de las organizaciones como ejecutores».

«Finalmente siguen siendo ellos, los que a través de la plataforma, con las contraseñas de los usuarios, van desarrollando el proyecto… son conclusiones que hemos sacado, porque de esa forma se puede engañar a cualquier tipo de restricción», señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre