Ministerios de la Vivienda y Bienes Nacionales formarían uno solo: Ministerio del Territorio

0
8

ACTUALIDAD 10A inicios de la década pasada, los análisis realizados por el equipo programático del gobierno del entonces Presidente Ricardo Lagos indicaban que el Ministerio de Bienes Nacionales comenzaba a perder sentido como tal, a medida que las regularizaciones y títulos de dominio aumentaban, por lo que cobró fuerza durante la actual administración fusionar los ministerios de Vivienda y de Bienes Nacionales, situación que tiene en «alerta» a los trabajadores de ambas instituciones.

Ante el temor por parte de los más de 8 mil funcionarios que integran Vivienda, Serviu y Bienes Nacionales, Francisco Alcayaga, Seremi de Vivienda de la Región de Coquimbo, sostuvo que formalmente, desde el punto de vista administrativo, la fusión permitiría que muchos temas de terrenos se pudieran hacer de forma más diligente, ya que actualmente existen terrenos que están a disposición de Bienes Nacionales y que son útiles para la política habitacional. «Por la tanto, hay cosas muy buenas que permitirían generar un Ministerio moderno y conforme a la actualidad habitacional», afirmó Alcayaga.

A pesar de esta intención el representante del Gobierno argumentó que de acuerdo a los antecedentes que existen si bien hay un proyecto de ley aún no ha sido bajado a las autoridades regionales, por lo que «no se pueden tener antecedentes concretos de este mismo».

Como génesis de la fusión, la idea es fortalecer un Ministerio para realizar un trabajo conjunto entre ambas secretarías de Estado, es decir, apuntó Alcayaga, fortalecer la parte del territorio y su planificación y las áreas que ve el Ministerio de Vivienda que tienen que ver con la urbanización y la planificación territorial. «De acuerdo a las bases se vendría a favorecer el trabajo entre tres entidades, es decir el Ministerio de Vivienda, Bienes Nacionales y el Serviu».

Esta fusión de ministerios que pasaría a llamarse del Territorio es visto con preocupación por parte de los dirigentes y de los funcionarios, quienes indican que esto podría significar una serie de desvinculaciones y despidos. Ante esta situación el seremi de Vivienda argumentó que mientras no se tengan instrucciones precisas y claras sobre el proyecto de ley no se puede hablar de reestructuración ni despidos, «porque no sabemos de qué estamos hablando, puede que sigan todos los trabajadores, pero no tenemos ningún documento oficial para hablar al respecto».

Otro punto que recalcó Alcayaga es que el nuevo Ministerio significaría un mayor ordenamiento territorial, ya que actualmente existe mucho espacio disponible que hay que planificar y hay que orientarlo para las políticas que el Gobierno quiere impulsar, aseveró. «Crear por ejemplo barrios industriales, para el desarrollo de las ciudades y que potenciaría a las comunas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre