Niños y niñas del Colegio Luis Braille implementan huerto orgánico

0
40

Con una emotiva ceremonia finalizó la última etapa del proyecto «Residuos: Una segunda oportunidad», en el colegio Luis Braille de La Serena, donde niños y niñas con discapacidad visual ayudaron en la construcción de huertas orgánicas, con el objetivo de promover el cuidado del medio ambiente.

Así lo manifiesta el consejero Javier Vega, vicepresidente de la comisión de Medio Ambiente, «para nosotros es fundamental hoy día, desde el trabajo de nuestra comisión, seguir fomentando iniciativas para que las organizaciones sociales sin fines de lucro desarrollen proyectos para el cuidado del medio ambiente, para la reutilización y reducción de residuos sólidos. Por eso, destacamos estas iniciativas en los escolares, porque por acá debemos partir y luego seguir con proyectos más grandes como lo es una planta de reciclaje en nuestra región».

El proyecto contempló la instalación de puntos verdes, para que estudiantes y apoderados aprendan a separar los residuos desde su origen.
Según explica el Seremi de Medio Ambiente, Cristian Felmer, «nosotros partimos con la educación ambiental en los colegios, por eso que hemos instalado puntos verdes y huertas orgánicas con compostage en colegios de La Serena, para integrar a la comunidad de diferentes sectores, como por ejemplo el colegio Héroes de La Concepción, Americano de Las Compañías y Luis Braille en el sector de La Pampa».

De esta manera, en los colegios los alumnos aprenden sobre la separación y valorización de los residuos: cartón/papel, vidrio, latas, plástico y tetra pak. Para María Soledad Hernández, directora del colegio Luis Braille, sin duda estas medidas son clave para alcanzar un mayor nivel de desarrollo como país en la educación, «para nosotros ha sido muy importante este proyecto, primero por el cambio cultural y cambio de paradigma para salvar el planeta como le enseñamos a los niños, más valor aún para nuestros alumnos con baja visión, les hace mucho sentido lo que es un huerto, porque en vez de leerlo en un libro, pueden explorar las frutas, plantas y verduras en forma real, es una experiencia concreta al sentir el olor de las cosas que plantan, es un lindo proceso». El consejero regional, Lombardo Toledo, destaca que «este colegio ha dado una muestra que no solamente es inclusivo, sino que también está al servicio y fortaleciendo el medio ambiente».

El proyecto «Residuos: Una segunda oportunidad», fue aprobado por el Consejo Regional por un monto de $3.000.000, ejecutado por la Seremi de Medio Ambiente, para implementar en colegios de La Serena huertos orgánicos con tierra de hoja, herramientas, hortalizas y plantas medicinales, además de puntos verdes para el reciclaje de residuos sólidos y también la realización de un seminario que tuvo como objetivo mostrar distintas iniciativas de aprovechamiento de residuos que han tenido una nueva oportunidad transformándose en otros productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre