«Nos preocupa apasionamiento excesivo que haga perder la femineidad

0
17

12Desde la Iglesia Evangélica estuvieron durante mucho tiempo en silencio, sin hablar de lo que ocurría en el país. De ningún tema. Menos en política, ya que por el hecho de mantener un estilo de vida algunas veces hasta conservador, muchos los han inclinado de estar en la derecha. Pero no a todos. Claro, porque Camilo Araya se enfrentará este domingo en las urnas al exconsejero regional Raúl Godoy en las elecciones para presidente regional del Partido Radical.

Hoy, tanto los abusos sexuales cometidos por sacerdotes que han remecido al mundo católico, pero también las movilizaciones feministas y el matrimonio igualitario, por ejemplo, son temas en que ellos no han querido quedar al margen.
Silvia Cepeda Rivera, presidenta del Consejo de Pastores Evangélicos de La Serena, habló de las movilizaciones y afirma que «todo el mundo se está manifestando en diferentes temas a través de movilizaciones, así que desde ese punto de vista creo que tienen derecho a expresar su postura».
Una postura, agrega, que para todas ellas es muy legítima, especialmente «después de que algún antecedente haya salido a la luz de abuso en lo relacionado a las mujeres, en cosas que tienen que haber recabado para comenzar con estas movilizaciones. Entonces, desde ese punto de vista, me imagino que su lucha puede ser muy legítima. Ahora, desde nuestros puntos de vista cristianos, Jesús fue el primer libertador de todo lo que fue el abuso y maldiciones para la mujer, pero lo hace desde el entendimiento de que cada uno tiene sus roles, tanto el hombre como la mujer».
Sin embargo, sostiene Cepeda que «lo que nos preocupa de estos movimientos es que pueda haber un excesivo apasionamiento y que haga perder la femineidad de la mujer, que las haga salir de sus roles preponderantes. Siendo así, cada mujer que sale hoy al campo laboral y que está buscando su propia realización personal, debería hacerlo desde la esencia, del estado original para lo que Dios creo».

«Ahora la mujer que sale al campo laboral y que se realiza está muy bien, pero sin perder su esencia y sin perder también el que ella pueda realmente organizarse como una mujer que es dueña de casa, que está tratando con su familia como proveedora, como guardiana. Hoy el hombre y la mujer tienen derecho a la igualdad, a los mismos sueldos si cumplen las mismas funciones, así que nosotros buscamos un punto de vista equilibrado, porque Dios nos enseña ese equilibrio a través de un orden que establece, ya que los extremos nos están llevando a un desorden».
En lo que se refiere al matrimonio igualitario, Cepeda añadió que «independiente de la opinión que nosotros tengamos, la ley seguramente seguirá avanzando, pero tenemos un postulado que el hombre tiene un libre albedrío y puede llevar su vida como mejor le parezca y como lo entienda. No obstante, la postura cristiana es que definitivamente Dios creó a un hombre y a una mujer y lo hizo para formar una familia de esa forma, así que desde ese punto de vista afirmamos que el matrimonio se conforma por un hombre y una mujer. Es que cada uno defiende los principios bíblicos cómo lo entienden y existe una postura, quizás, un poco más extrema, pero yo creo firmemente que Dios establece el orden, pero deja en cada ser humano el libre albedrío en poder tomar su decisión. Pero, los que hemos abrigado la fe del Evangelio y nos ponemos bajo su ordenanza, procuramos vivir mejor en esta tierra. Y es cierto que no estamos de acuerdo tajantemente, pero respetamos absolutamente ese libre albedrío de las personas».
Respecto a la problemática que sigue existiendo en la Iglesia Católica con los abusos, con el silencio de algunos y hasta con carta enviada por Goic a Ezzati, donde le critica el manejo en los casos de abusos sexuales, afirmó Cepeda que «creemos que cada organización debe tener su propio tratamiento, pero debe ser ejemplarizado. Porque la única manera cuando uno es drástico, es ver un temor en los demás. Creo absolutamente que cuando uno cría a sus hijos y si les dejas pasar las primeras veces mentiras y robos, el niño seguramente terminará siendo un delincuente, pero si uno le da un castigo ejemplar a la primera, eso traerá un respeto en los niños como también en los que ven esa disciplina. Por lo tanto, hay organizaciones que cambian de lugar solamente a las personas, pero si se está dañando otras vidas más vulnerables, más débiles, deben seguir un castigo ejemplar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre