Oración a la virgen de Andacollo desencadena polémica por autoría

0
213

La Fiesta Chica se celebra el primer domingo de octubre de cada año
y su oración principal es autoría del cuestionado exprelado y arzobis-
po de La Serena. Sin embargo, para una de sus víctimas «la fe es
una y lo que nos ocurrio a nosotros es otra cosa, eso lo tengo claro».

distinto al que se impuso, durante años, como prócer de la iglesia. Por eso dice que hoy su fe, después de lo vivido en el arzobispado de La Serena cuando Francisco José Cox primero
era coadjutor de Bernardino Piñera (1983-1999) y luego obispo (1990- 1007) «está muy deteriorada».

Cuando pequeño, y por entonces con una fe desbordada, llegaba incluso hasta la comuna de Andacollo para celebrar a la virgen. Y rezaba la oración. Con los años, una en particular: «Nuestra señora de Andacollo».

Octubre se aproxima, también una nueva conmemoración de la Fiesta Chica de Andacollo. Muchos recuerdos. La oración. La de Francisco José Cox.

«La fe de las personas es un tema muy delicado porque sabemos que Cox, dentro de todo lo malo que tuvo en su apostolado, en parte lo hizo bien, pues hay muchas cosas que
realizó y por eso hay gente que se ha sentido dañada con nosotros porque estamos con esta demanda por sus abusos».

LA FE DETERIORADA

Godoy dejó el miedo recién en 2018 cuando el Papa Francisco decidió remover del estado clerical al entonces arzobispo emérito de La Serena. Pero la angustia estaba latente. El daño igual, más aún con su regreso desde Alemania.

«Mucha gente no cree que Cox fue así, porque conocen solamente su lado bueno. Pero nosotros –junto a las otras víctimas- lamentablemente conocemos la otra parte. Y es cierto, dentro del apostolado hizo cosas buenas, y una de ellas es quizás esta oración para la Virgen de Andacollo. Pero opinar sobre la fe de las personas o decir: oye, esa oración
está manchada, no. Acá existen caminos diferentes, dado que la fe es una y lo que nos ocurrió a nosotros con Cox, es otra cosa y eso lo tengo muy claro».

Con el tiempo, los actos de Cox alejaron a muchos peregrinos. Godoy fue uno de ellos.
«Me costó mucho después ir a la iglesia, así que tengo mi fe muy deteriorada y siempre lo he dicho.

Respeto mucho la fe de las personas, pero yo no la tengo. La tenía cuando joven, donde participaba en Andacollo, de la iglesia. ¡Imagínate que fui confirmado por Cox! En ese tiempo para cualquier joven, recibir la confirmación era algo grande. Todavía recuerdo esa ceremonia a la que fui con pocas ganas, pues más bien lo hice por el respeto a mi familia, a la fe que ellos tenían. Pero si me preguntas, te digo ahora que todo lo que venga de
Cox no me viene bien. Para mí todo lo de Cox está manchado, incluso la oración a la Virgen de Andacollo».

Pero claro, todo desde su punto de vista, hablando desde su postura y siempre respetando lo que digan las otras personas «porque insisto que el apostolado que hizo Cox fue bueno,
no olvidemos que fue arzobispo de La Serena, una autoridad y una persona de bien para mucha gente…».

SOMOS MATRIA

Cuando el Papa Juan Pablo II estuvo en La Serena en abril de 1987, hizo una homilía a propósito de la religiosidad popular. Y dijo aquella vez que «ojalá la devoción popular a la virgen se mantenga siempre viva en Chile…».

Para el sociólogo Juan Rojas, la gente nunca dejará de rezar esa oración, independiente de quien la haya escrito, «pues la ‘chinita’, que desde el punto de vista del mestizaje chile-
no cuando uno le dice ‘china’, es que sirve al padre; es la deseada, querida y perseguida en la cueca».

Explica que «es la china, la madre, la conjunción de la producción y la alegoría entre la madre y el hijo.

Chile y Latinoamérica son reconocidos por ser un continente mariano en su conjunto, como matria, que con su manto generoso acoge al inquilino.

Cito a la antropóloga chilena Sonia Montecino, que habla de la alegoría del mestizaje chileno y como esto lo representa la Virgen María, la Virgen de Andacollo en esta figuración de intermediaria que acoge, consuela, que tiene la concepción de paraclita
entre el hombre y Dios. Ella es la madre que acompaña en el crecimiento a los hombres, también los acompaña en la fe y que pese a vivir en la modernidad, la Fiesta Chica y la Fiesta Grande de Andacollo son multitudinarias en su fe popular y en su creencia».

En el tema judicial, la Corte de La Serena no dio a lugar, por ahora, al sobreseimiento de la
causa que sustancia en contra de Francisco Cox y para Godoy, sin duda, una buena noticia «porque en el fondo no se cierra la puertas. Todo apuntaba a que era lo legal, lo que debía pasar, pero el hecho de seguir investigando es porque en realidad esto tiene un peso importante y el ministro (Christian Le-Cerf Raby) no lo tiró a la basura. Lo que me entrega tranquilidad es que se investiguen los hechos, que la justicia dictamine que Cox fue un abusador en vida y que se comprobaran nuestros hechos».

Respecto a una posible demanda civil, sostuvo que «siempre hemos tratado de no man-
char esta causa. Sabemos que está la posibilidad de entablar una demanda civil, y que la iglesia nos repare por todo el daño que nos ha provocado, y que sería lo legal, puesto que es lo único que la iglesia podría hacer, en el sentido de reparar el daño causado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre