Organización de Usuarios del Transportes quiere solución a problemas

0
11

Molestia. Eso es lo que siente en su mayoría las personas que día a día toman la locomoción colectiva para trasladarse desde su casa al trabajo, o viceversa, o en fin para trasladarse hacia donde lo desee.

Sin embargo, una cosa no funciona bien y vuelve a ser el centro de las críticas durante la víspera de navidad, y que para muchos se repetirá el próximo 31 de diciembre: el transporte público.

Largas filas, hasta casi un hora de espera, marcaron el regreso a casa de cientos de usuarios que hacían sus compras navideñas, sumado a eso quienes volvían de sus labores diarias.

Es por eso que la Organización de Usuarios del Transporte, encabezada por Felipe Barraza, estuvo atenta a la situación de la locomoción, especialmente la colectiva, y reclama que no hay fiscalización de parte de la autoridad y que no hay voluntad.

«Nosotros como Organización de Usuarios del Transporte, desde hace varios días, hemos recorrido las calles del centro de La Serena en distintos horarios revisando los diversos paraderos que conducen hacia los distintos sectores de nuestra ciudad, donde las largas filas y la falta de locomoción es el espectáculo que hoy se ofrece a los usuarios, quienes después de hacer sus compras o salir de sus trabajos, fácilmente esperan una hora por la locomoción», sostuvo Barraza..

Para el dirigente, el problema emanaría desde la seremi de Transporte por falta de fiscalización, ya que «es evidente que no se ha puesto solución al que es quizás el gran problema de la ciudad. La autoridad que prometió fiscalización y solución los problemas, brilla por su ausencia. No se ve fiscalización alguna en las calles y nosotros vemos que los próximos días serán igual de caóticos», refiriéndose al periodo de compra antes del año nuevo.

Sobre eventuales soluciones para disminuir la crisis de la locomoción pública, la Organización de Usuarios del Transporte explica que «el tema del transporte debe ser mejorado con participación ciudadana, tomando en cuenta la voz de los usuarios, con medidas efectivas que ayuden a agilizar la locomoción y disminución del tiempo de espera, buscando terminar con las filas que se hacen a ratos eternas. Si hay una modernización, debe ser inclusiva y no discriminatoria, como sucede con los minusválidos quienes, generalmente, se ven obligados a tomar colectivos, afectando su economía y no pudiendo tomar micros por la poca adaptación del transporte mayor. Para ellos debería haber pase liberado en el transporte mayor y tarifa rebajada en colectivos».

Esta organización nacida del descontento de muchos usuarios, señaló que ya solicitaron audiencia con el edil Jacob para los primeros días de enero del 2013 para trabajar en conjunto ante esta problemática que afecta a gran cantidad de usuarios. Lo mismo podría ocurrir en Coquimbo próximamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre