Pasajera relata los minutos de pánico que vivió en el ataque al Costa Real

0
185

Olor a humo, mucho griterío. Puertas que suenan… «Tiene que venir Carabineros», grita uno de los turistas escondido en el segundo piso del hotel Costa Real.

Eran cerca de las 21 horas del día martes, y el edificio, emplazado en la esquina de Pedro Pablo Muñoz con Avenida Francisco de Aguirre, en La Serena, era saqueado por una turba. Con los minutos una de sus alas comenzaba a arder.

El pánico se adueñaba de la gente que seguía en su interior. En su mayoría trabajadores y pasajeros. Afuera, minutos antes de que comenzara todo, Carabineros se enfrentaba con manifestantes en la misma esquina.

Han pasado los días y quienes estuvieron presentes ese día aún no lo olvidan. Sienten temor, pero también rabia e impotencia.

«Estuvimos como dos horas adentro de la pieza cinco pasajeros, pensando que en algún momento el tema se iba a terminar, que iba a llegar Carabineros para sacarnos del hotel. Uno de ellos dice que Carabineros llegará pronto y nosotros le dijimos ¡olvídese, no van a venir! Fue terrorífico, pues empezaron apedreando las habitaciones que daban a la calle, donde estaba justamente la mía, que era en el segundo piso, y donde me encontraba trabajando», relata una de las pasajeras -no quiso entregar su nombre por temor, pues constantemente está viajando a La Serena- pues había llegado ese martes temprano desde Santiago por temas laborales.

A esa altura nada de pacífico quedaba de la marcha. Empujados por Carabineros, la gente comenzó a subir hasta Bomberos, pero otros se quedaron en esa esquina, apedreando y corriendo del carro lanza aguas. Desde los ventanales los pasajeros miraban. Las barricadas adornaban el lugar en ambas calzadas.

«Estaba en mi pieza y por la ventana vi la manifestación, pero cuando me di cuenta de que se estaba poniendo compleja la situación, tomé mis cosas como pude, porque comenzaron a tirar piedras a las ventanas y solamente atiné a tirarme al suelo; luego salí al pasillo y me encontré con varios pasajeros, y ahí quedamos todos de reunirnos en una misma habitación para no estar solos», detalló la mujer a la salida del hotel, donde llegó a retirar algunas cosas que se le habían quedado aquella terrorífica jornada, como un cargador de celular y su cepillo de dientes.

Molesta afirma que «logramos salir cuando nos dijeron que se estaba incendiando, y fueron los mismos cabros que nos dejaron salir. Para mí los responsables son estos cabros que están haciendo desmanes, es cierto, pero también Carabineros, porque no es posible que no hagan nada si ellos están a cargo, y se lo dije a la PDI cuando me los encontré en el hotel: de que sirve que ahora estén acá si el riesgo era ese día en la noche. Les dije que como pasajeros no teníamos ninguna entidad del gobierno que nos viniera a rescatar, nadie. De hecho, fueron los mismos cabros que nos ayudaron a bajar las escaleras, ellos mismos, los encapuchados, nos dijeron que se estaba incendiando y nos sacaron del hotel…».

Se les pasó la mano

Pero la impotencia de esta mujer no terminó al salir del hotel, puesto que afuera intentaron quitarle su maletín con sus cosas.

«Acá existe una mezcla, a mi parecer, de delincuentes, de gente anarquista que no estará nunca ni ahí con nada, pero también no me cabe duda de que existen infiltrados, de personas que potencian al resto. ¿Y sabe? Unas niñas que estaban en la manifestación me ayudaron a perseguir al que intentó robarme, y fueron las mismas niñas las que me acompañaron y me dejaron en un hostal donde podía estar segura. Creo que de haber estado el carro lanza aguas y gases acá en el hotel, te aseguro que nada de esto hubiese pasado. Yo que no he ido a ninguna marcha estoy molesta, porque ahora lo viví en carne propia. Antes me lo decían, pero ahora me tocó vivirlo.

Imagínate que cuando pasó esto mucha gente me llamó desde Santiago preguntándome para saber cómo estaba y les decía que ningún Carabinero apareció desde que salimos, después de algunas horas, que no estaban ni cerca, nada de nada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre