Pequeños comerciantes del Caracol y otros, saqueados

0
298

Siete locales de este tradicional centro comercial de La Serena fueron destruidos por unos 30 sujetos del modo flaites, delincuentes que nada tienen que ver con protestas.

Los saqueos y la violencia, que según las autoridades tienen cierto nivel de organización criminal, han opacado las demandas de las protestas que desde la semana pasada se realizan de manera pacífica y multitudinaria.

Muchos subrayaban que se trata de «hechos aislados», pero el nerviosismo y la pena para los dueños de locales en el centro de La Serena crece, sobre todo en las pyme.

Este lunes, dentro de todo el daño ocasionado en el Casco Histórico, uno de los sitios más afectados fue el Caracol Colonial de calle Balmaceda, entre Cordovez y Prat. Por la noche una horda de 30 sujetos, según las cámaras de seguridad, muestran como hacen ingreso y destruyen siete locales en su interior.

En la mañana de ayer la molestia era evidente. Y así lo dejó claro la administradora del recinto, Ingrid Díaz.

«Para nosotros es súper lamentable como comunidad lo que ocurrió este lunes, ya que acá somos todos microempresarios, nadie tiene fortunas ni nada de eso, entonces los costos para los siete locales dañados son hartos, así que es lamentable».

Para Díaz no es llegar, abrir y seguir vendiendo. Avisa que «venimos de una semana en donde no hemos podido trabajar con normalidad, con un año muy complejo para el comerciante, y tener esto de verdad que es lamentable, y si bien los daños no se van a recuperar, ojalá que esto no vuelva a ocurrir».

Cada propietario se encarga de realizar un catastro de los daños a sus locales, pero asegura Díaz que «algunos sufrieron más daños que otros, sobre todo el primer negocio, que es un servicio técnico de celulares. Pero entre locatarios estamos tratando de ayudarnos y que puedan poner pronto sus vidrios y otras cosas. Esto es difícil para todos y uno no puede estar ajeno, puesto que somos compañeros de trabajo, nos vemos todos los días, llevamos mucho tiempo trabajando juntos, por lo tanto es una situación lamentable».

Para la ejecutiva cada minuto es valioso. Y el ingreso de los vándalos fue en cosa de segundos. «Y claro que la reacción policial fue lenta. Primero llegó la gente de la comunidad, porque estábamos constantemente mirando las cámaras y cuando estaban ingresando fue un auxiliar que nos llamó y todos comenzamos a movilizarnos. Tampoco uno puede pedir más de Carabineros, puesto que está lento en todas partes y quizás están colapsados, no lo sabemos. Además que como uno es chico ellos pueden pensar que las pérdida tampoco son muchas, respecto de los mall, creo».

«Fueron como 30 personas y la cámara muestra cómo uno de ellos organiza y entrega órdenes», señala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre