Problema de los «topes» en calle de Andacollo llegó a ser discutido en la Intendencia

0
11

Actualidad3El vocero de Gobierno, Iván Espinoza, por encargo del intendente Mario Burlé, convocó a las autoridades comunales, vecinales, religiosas y a los bailes de Andacollo para aunar las criterios y dar respuesta a los problemas que podrían causar el montaje de hitos (topes) en el paseo de Urmeneta

El párroco de Andacollo Eduardo Huerta se mostró satisfecho con los acuerdos y señaló que espera la segunda reunión para que se pueda ver en detalle del proyecto de la explanada y plaza.

Desde el lado de los dirigentes, Carmen Jofré, presidenta de la Junta de Vecinos Nº12 de Chepiquilla, expresó que estas instancias de diálogo entre las autoridades y los organizadores de la fiesta deberían haberse dado desde un principio. «Se dividió a la gente, pero gracias a estas instancias ya estamos logrando tener las soluciones que esperamos para que Andacollo avance».

El conflicto que provocó en la comunidad andacollina la instalación de topes o hitos para la construcción de un paseo semipeatonal, en la Avenida Urmeneta, está ad portas de resolverse. Esto luego de que, tras una reunión en la Intendencia, convocada por el Seremi de Gobierno, Iván Espinoza, el municipio expusiera a las autoridades religiosas, bailes y vecinos de Andacollo sus propuestas para solucionar esta situación y que no se perjudique el desarrollo de la fiesta de los meses de octubre y diciembre.

El Seremi Espinoza expresó que el intendente Mario Burlé y el Gobierno Regional prestarán todo su apoyo para que el municipio andacollino pueda reformular el proyecto de la avenida semipeotonal de Urmeneta y, así, contribuir a solucionar las discrepancias que provocó esta iniciativa. «Estamos muy satisfechos, porque sabemos que hay voluntad de todas las partes involucradas para llegar a acuerdos. Además, como Gobierno Regional ayudaremos a la municipalidad para que puedan lograr los cambios que necesitan efectuar», indicó Espinoza.

Durante la reunión, el alcalde de Andacollo, Juan Carlos Alfaro, señaló que desde un principio el municipio estaba abierto al diálogo y se comprometió a retirar los topes instalados, obras que estarán concluidas antes de la fiesta de octubre. «Dentro de nuestra propuesta, para dar respuesta a la comunidad, está la instalación de hitos y jardineras móviles, para que estos artefactos sean removidos días antes de las realizaciones de las fiestas y, así, prevenir cualquier tipo de accidente», indicó.

Alfaro agradeció al Gobierno Regional el apoyo que se ha entregado para cimentar las soluciones. «Yo estaba esperando este respaldo del Gobierno, porque siempre tuvimos las soluciones, pero no tenemos los recursos. Cuando el Seremi de Gobierno y el consejero René Olivarez me manifiestan su respaldo para implementarlas es muy importante, porque resolvemos parte del problema», indicó.

Monseñor Manuel Donoso destacó que las propuestas han sido lo mejor, pero sobre todo por el ambiente de acuerdo que se han dado. «Todos buscamos el bien común de Andacollo. Y en mi caso, la preocupación era el tema de los topes. Gracias a Dios todo eso quedó zanjado y ahora tenemos que hablar de la distribución de la plaza para los bailes», indicó.

Justamente, esta es la preocupación que manifestó Mario Díaz, coordinador general de los bailes religiosos, quien señaló que están tranquilos porque ya existe un compromiso de sacar los topes, pero «queremos ver cómo va a quedar la plaza. Queremos que la explanada tenga el espacio para que los bailes puedan participar de la fiesta». Por ello, Díaz agradeció que el Seremi de Gobierno, Iván Espinoza, haya comprometido una segunda reunión para que se muestre con maquetas cómo van a ser los cambios que se harán en la plaza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre