«Rentería no asume su responsabilidad y siempre me pone a mí como causante»

0
294

La ex alcaldesa de la comuna de Ovalle dice sentirse tranquila después de la demanda civil interpuesta en su contra por el actual jefe comunal en relación al déficit que presenta el Departamento de Educación Municipal. «Es él quien tiene que asumir la responsabilidad de cada uno de sus actos que le están mencionado»

En su casa, con su familia, Marta Lobos se enteró de la demanda interpuesta en su contra por el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, junto a otros tres ex funcionarios municipales, responsabilizándolos de desviar fondos de la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP), los que habrían sido destinados a otros gastos del área educacional.

La noticia para la ex alcaldesa de la comuna limarina, que justamente fue reemplazada por Rentería en el año 2012 cuando se aprestaba a competir por un tercer periodo, fue «desagradable y estresante, porque hoy no estoy activamente en la política. Pero lo bueno es que siempre he tenido el apoyo de mi familia y de muchas personas amigas que han manifestado su indignación y rabia por lo que está ocurriendo, así que de eso no me puedo quejar», cuenta desde el Centro Cultural Santa Inés, lugar desde donde apoya justamente en la gestión cultural.

No obstante, sí asegura que enterarse de algo así «te saca de lo normal, de lo que yo estoy haciendo hoy. Así que no es grato. Y él -Rentería- lo tiene muy claro, que es nada más que un hostigamiento, y que no sé qué resultados sacará de todo esto. Está claro que se debe a la investigación que le están haciendo y que está desesperado. Por lo tanto, si administró tan bien como él dice, porque se jactó de tener 40 años de experiencia en la administración pública, y ahora no sabe dónde está la plata, es porque no tiene las cosas claras».

Dice estar tranquila, aunque sí muy sorprendida por la demanda por un total de 6.835.248.976 de pesos, la misma cantidad del actual déficit que presenta el Departamento de Educación Municipal de Ovalle y de la que cuatro concejales tomaron parte pidiendo la salida del actual edil ante el Tribunal Electoral Regional.

«Creo que el señor alcalde conocía y conoce perfectamente los estados financieros del municipio, amén de tener muy claro que a él lo han auditado desde el año 2014 y yo llegué hasta el año 2012, cuando entregué el cargo y las arcas municipales saneadas. Por lo tanto, no tiene por dónde mencionar que todo esto es parte de la administración mía, pues todo lo auditado es exclusivamente de su responsabilidad, porque es él quien tiene que asumir la responsabilidad de cada uno de los actos que le están mencionado. Los recursos que están auditados corresponden a los ingresos y egresos del año 2014 y, vuelvo a reiterar, yo llegué hasta el 2012», cuenta quien también fuera jefa de la Oficina de la Mujer del municipio de La Serena.

Reconoce que Rentería sabía de esto, ya que antes de ser alcalde era el secretario municipal, entonces «conocía todos los estados financieros y estaba al tanto de todo, de modo que me extraña mucho que hoy esté tomando otra figura».

En más de una oportunidad Rentería ha señalado que todo esto es una persecución política y mediática en su contra. Pero Lobos confiesa que «es a mí a quien ha perseguido todos estos años, y lo ha hecho públicamente en las organizaciones comunitarias, pues a donde va, siempre responsabiliza a Marta Lobos, tal como la derecha culpa a Michelle Bachelet. En este caso es lo mismo, puesto que permanentemente ha estado responsabilizándome y no se hace responsable de su gestión, que ha sido bastante malita y que en nada se compara con la gestión mía. Creo que anda buscando algo para denostar, para humillar, para tratar mal. Hay muchas cosas que se pueden decir de este señor, que no sé por qué me persigue tanto. De hecho, cuando se inauguró el estadio, me trató muy mal y me sacó casi a empujones, cuando fui como ciudadana, y no me explicó nada. Pero esa ha sido su actitud permanente hacia mi persona. Acá él no asume su responsabilidad y siempre es Marta Lobos la causante».

Hoy su trabajo está centrado en La Serena, pero su corazón sigue estando en Ovalle, así que cuando puede viajar lo hace y, al caminar por sus calles, confiesa que se emociona. Es que para ella «todo tiene un significado enorme. Porque sientes que aportaste en algo, que hiciste cosas importantes y me emociona mucho. En el quehacer diario uno no logra valorar la dimensión que tuvieron las cosas, como la Escuela de Música, ese enorme hospital, que no fue obra mía, sino que de muchas personas, pero de verdad que me alegra mucho por la comuna de Ovalle y me emociona aún más ver el progreso que ha tenido la ciudad, en la que uno aportó un granito de arena, así que todo eso te da muchas satisfacciones».

Si ha pensado en una posible candidatura, avisó que «no he manifestado ninguna intención de serlo. Aunque siempre hay gente que sigue valorando mi gestión y también hay quienes me dicen que me extrañan, que tienen problemas. Muchos están permanentemente comunicándose conmigo, que hace falta una gestión más ordenadora…».

Respecto a la acusación a los otros ex funcionarios, indicó que «claro que los funcionarios son responsables de todo el manejo de los recursos, pero no es el caso de estas personas que han sido mencionadas, que son funcionarios de carrera. Por ejemplo, Janet Pizarro tiene más de treinta años en Educación, Roberto como Jefe de Finanzas bordea los 20 años y viene de la administración de Sergio Peralta, y hacía tiempo que él -Rentería- destituyó a estos dos funcionarios, lo propio con Boris, a quien despidió sin causas que hoy podrían tener responsabilidad, porque finalmente la Contraloría analizó los temas de estos dos funcionarios y le pide al alcalde que reincorpore a estos dos funcionarios, cosa que hasta el día de hoy no hace».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre