Sector de Puertas del Mar asoma como uno de los más vulnerables antes una eventual salida del Río Elqui

0
123

Estudio de la Dirección de Obras Hidráulicas presentado en el concejo municipal dejó en evidencia la poca preparación ante una fuerte salida del Río Elqui y las consecuencias que podría tener en la población. «Lo que no pasa en 100 años puede pasar mañana» reflexionó el edil.

El caudal del río Elqui en tiempos de sequía se mantiene relativamente bajo, pero ha habido ciertos episodios en que se ha desbordado, causando grandes estragos en su paso.
La última salida del río Elqui se registró en el temporal de mayo de 2017, en donde localidades como Pelicana, Las Rojas o El Hinojal, el barro tapó varias casas luego de un alud, generando una alerta.

En la última sesión del concejo municipal de La Serena, Félix Olivares, director regional de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), dio a conocer un estudio de más de un año de desarrollo, en donde explicó los principales riesgos de una crecida del río y las implicancias que tendría en ciertos sectores que hoy en día están habitados y también se ocupan para la extracción de áridos.

Consultado por las conclusiones, Olivares señaló que «después de un trabajo de más de un año estamos ya con los resultados finales de lo que significa el análisis ante situaciones de crecidas que se producirían dentro de distintos periodos de retorno en el cauce del río Elqui, eso significa ver cómo afecta a la infraestructura pero sobre todo a la población que está en la ribera del rio».

«Se abren dos aristas acá, una que es la técnica donde hay una conversación con el municipio de La Serena en este caso, y una también jurídica, que significa definir y enmarcar lo que va a ser el desarrollo de la parte poblacional de La Serena» explicó.
Además, el director de la DOH destacó la acogida del concejo, «ellos recogen estos resultados y la propuesta es trabajar en conjunto para buscar soluciones para la población, esto es un punto de partida para este estudio base».

Una de las alternativas que manejan desde la DOH es informar a la población, «cada vez que en sectores que hagan desarrollos inmobiliarios se sepa que están en una zona de inundación o no, esas medidas estructurales se pueden llevar a cabo a la brevedad, no requieres mayores análisis o de recursos o diseño» sostuvo.

Además agregó que «estas medidas las podemos efectuar ahora, estas soluciones requieren información, medidas, planes de evacuación, y esto depende tanto del municipio como del servicio».

«Lo más básico es la entrega de resultados finales, nosotros tenemos los resultados, tenemos que entregar el informe final, después de eso hay acuerdo para poder generar una mesa de trabajo y poder abordar, explicar y ver que vías de solución podemos tener. Con los recursos que permanentemente estamos destinando, debemos ver como los vamos focalizando para dar la certeza y tranquilidad respecto de lo estamos haciendo» puntualizó.

Por su parte, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, comentó que «las principales conclusiones que se sacan es que cuando hay temporales y bajan las quebradas la cosa es catastrófica. Ahora conocemos el informe, hecho a cabalidad y muy detallado que nos indica cuales son los puntos más conflictivos, cuales son los puntos que se inundan, las zonas de riesgo y las medidas de mitigación, que no son baratas, y lo que tenemos que hacer es insistir para que esas medidas se puedan ir cumpliendo ojalá lo más rápido posible para evitar desastres más graves».

«La gente construye hoy en día, sobre todo en los loteos irregulares, a orillas de los ríos y en lugares que son estratégicamente peligrosos, y es ahí donde tenemos que poner el acento y empezar a trabajar con los comités de emergencia rápidamente, para ver como lo hacemos con las medidas de mitigación» agregó el edil.

Además, Jacob fue enfático en señalar que «lo que no pasa en 100 años puede pasar mañana, aquí nadie pensaba que iba a haber un tsunami pero hubo uno».

El concejal Robinson Hernández al respecto señaló, «se debe promover desde el Municipio un plan de manejo al amparo de este estudio y plan regulador vigente, se debe promover un plan de erradicación o regularización de quienes tienen espacios habitacionales precarios o loteos inmobiliarios según la Ley de Urbanismo y Construcción».

En esa misma línea, la concejala Jocelyn Lizana, señaló que «estamos todos con el estómago apretado después de ver esto, es preocupante. Lo que creo que tenemos que hacer son al menos dos cosas, así como se vive en la Avenida del Mar, debiéramos hacer un plan de evacuación y simulacros, tenemos que poder advertir a la gente que esto puede ocurrir, por otra parte, tenemos que ser muy insistentes para que la gente no siga construyendo en áreas de posible inundación donde el plano regulador no lo permite».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre