SUERTE DISPAR

0
74

El Consejo de Presidentes de la ANFP decidió ayer votar por el cierre de la temporada 2019, lo cual dejó favorecidos y damnificados. Mientras Coquimbo Unido fue ratificado en la plaza de Chile 1 para participar de la Copa Sudamericana 2020, Deportes La Serena quedó militando por un año más en la Primera B.

A eso de las 11 de la mañana ingresaron al salón plenario de la ANFP, los representantes de los clubes de Primera División y Primera B, en total 32 clubes que debían a través de su voto decidir el futuro del fútbol chileno.

El primer paso fue determinar si se seguía jugando o no. En las horas previas se había hecho lobby para convencer a alguno de los dirigentes que votó por continuar el certamen y aquello dio resultado.

El Consejo de Presidentes decidió por 42 votos a favor, una abstención (de Santiago Morning) y cinco en contra (Universidad Católica, Unión Española, Santiago Wanderers) de cerrar la temporada tal como está ante la imposibilidad de contar con las medidas de seguridad necesarias para desarrollar los partidos que restaban.

TRISTES Y ALEGRES
Pero luego vendrían las resoluciones que dejaron a favorecidos y damnificados. Los mismos dirigentes determinaron que no habrán ascensos ni descensos, es decir, Universidad de Concepción, Deportes Iquique y Universidad de Chile que estuvieron palmo a palmo luchando por mantener la categoría siguen en la serie de Honor, mientras que Santiago Wanderers que era el puntero de Primera B seguirá en la misma categoría, lo mismo que Deportes La Serena que estaba en el segundo lugar.

Eso si, el torneo del 2020 comenzaría cada equipo con un promedio de descenso, el cual se determinará según el puntaje que lograron en el presenta certamen. Eso quiere decir que igualmente los elencos que estaban en zona de descenso o cerca, se deben preocupar y quienes iban en los primeros lugares de la B, llevan ventaja para subir el otro año.

SEGUNDA PROFESIONAL SIN NADA

Un drama no menor viven los equipos de la Segunda División Profesional. Todo el año compitiendo sin mayores recursos, ya que no reciben dinero por parte del CDF, y por las decisiones adoptadas deberán seguir esperando para ascender a la Primera B.

Ni las protestas arriba del Morro de Arica, ni las declaraciones pidiendo justicia deportiva por parte del presidente Carlos Ferry fueron suficientes y con el cierre del certamen no les queda otra que resignarse y ver si el 2020 nuevamente pueden lograr posicionarse en el primer lugar.

Algo similar vive Deportes Colchagua, que en el segundo puesto, aún le quedaban partidos para cambiar su suerte y pelear por un cupo a Primera B.

Y esto trae otros coletazos porque por estatutos solo se pueden tener 44 clubes en el profesionalismo y de subir otro desde la Tercera División Profesional serían 45 equipos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre