Te Deum Evangélico por primera vez en comuna de Punitaqui

0
7

13Con la presencia del Alcalde Carlos Araya Bugueño, concejales e invitados especiales, se desarrolló por primera vez en Punitaqui, esta tradicional liturgia de acción de gracias en el marco de una nueva celebración de Fiestas Patrias.
En la ocasión que reunió a autoridades y pastores evangélicos de la región, se destacó la importancia del concepto de «familia» y lo que significa para la sociedad, cuidar y respetar los valores humanos que permiten que la familia sea un bastión primordial de desarrollo de nuestra comuna. Jim Verdugo, quien fue uno de los artífices de esta celebración,-cabe destacar que es un precedente en Punitaqui, ya que se está realizando pro primera vez-, señaló que es una bendición realizar este Te Deum Evangélico, más aún, con la presencia de las autoridades comunales lideradas por el Alcalde, quien también contribuyó en hacer posible la realización de esta solemne ceremonia religiosa. Al respecto, Verdugo destacó que «Dios nos ha confirmado año tras año, esta hermosa bendición de realizar este Te Deum, por lo que seguiremos realizándolo, dándole gracias al señor por lo que nos ha brindado durante todo el año. Los desafíos para nuestra iglesia, son la construcción de espacios de participación comunal, escuchar las dificultades que a diario presentan nuestros habitantes y con un acompañamiento y apoyo espiritual, continuar ayudando a toda la comunidad, esparciendo la obra de señor a los lugares más apartados de la comuna», señaló el religioso.
Por su parte, el alcalde de Punitaqui, Carlos Araya Bugueño, una vez finalizado este Te Deum Evangélico, destacó la importancia de ésta ceremonia que nunca se había realizado en la Tierra de los Molinos, en donde las iglesias evangélicas alzan una plegaria al señor por la bendición de por el bienestar de todos los habitantes de la comuna, también por los que ejercen el rol del servicio público como el Alcalde, concejales y funcionarios municipales, además de todos los vecinos y vecinas, a quienes la autoridad pidió bendición y prosperidad en todos los ámbitos durante este año. Por lo mismo, el Alcalde señaló estar «muy agradecido, y para mí es un honor, ya que con esmero me propuse realizar esta ceremonia que nunca se había realizado, sino hasta hoy. Durante mi período como alcalde, relevaré como se merece esta importante ceremonia para el mundo evangélico comunal. Y quiero aprovechar de agradecer a todas las iglesias evangélicas que han participado hoy. Me han honrado con la participación de todos, para ser parte de esta ceremonia tan fundamental que se enmarca dentro de las festividades patrias que tenemos preparadas para los vecinos y vecinas de Punitaqui», puntualizó la máxima autoridad comunal.
El concejal punitaquino Carlos Prado, también estuvo presente en la solemne instancia con las iglesias tanto provinciales como de la comuna, por lo mismo, destacó que «ha sido un día de mucha importancia para la provincia y para Punitaqui. En esta acción de gracias en el primer te deum evangélico, quedo tremendamente emocionado por haber sido una mañana de oración, una mañana de canto y de encuentros, donde se hizo un llamado a la unión de las iglesias evangélicas y un llamado a la unión de quienes estamos en el servicio público. Tal como lo señaló la predica, «Continuaremos firmes y adelante»-, destacó el edil de la tierra de los molinos.
La realización del Tedeum Evangélico en la comuna de Punitaqui, marca un trascendental hito, pues marcará un antes y un después en la historia de la comuna que nunca antes había realizado esta importante ceremonia. En este Te Deum Evangélico, se proclamaron las bases bíblicas y se formularon las visiones en políticas públicas que marcarán a futuro el trabajo mancomunado entre el municipio y las organizaciones religiosas que pretenden consagrarse con la conformación de la nueva Oficina de Asuntos Religiosos, cuya concreción hará realidad uno de los compromisos de la gestión del Alcalde Carlos Araya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre