Tertulia sobre identidad del Valle de Elqui

0
6

10bLa tradición de las hierbas medicinales, los huertos interiores, los productos de caprino, los cielos diáfanos aptos para la astronomía, el apego a la tierra. Esos, entre muchos otros elementos, fueron resaltados como parte de los rasgos propios de la zona, en una original tertulia y conversatorio sobre «Identidad territorial del Valle de Elqui», realizada en Vicuña.
El evento se desarrolló en un formato participativo, buscando reunir las opiniones y saberes de personas residentes en las comunas de Vicuña y Paihuano en cuanto a qué los une, qué sienten como propio, qué elementos –ya fuesen concretos o abstractos– podrían definir una identidad de este particular sitio, especialmente en tres dimensiones: el patrimonio inmaterial, la gastronomía y los elementos naturales y culturales destacables como atractivos para el turismo de intereses especiales.
La actividad fue organizada por el Nodo Valle de Elqui, proyecto cofinanciado por CORFO y ejecutado por la consultora Seven, que busca mejorar la asociatividad, visibilidad, competitividad y comercialización de la oferta de local de productos y servicios, en especial de los rubros vinculados con el turismo.
El foco primordial de este proyecto es un grupo de empresarios y emprendedores, representantes de los rubros de hotelería, gastronomía; turismo astronómico, cultural y patrimonial; agroindustria alimentaria. A través de ellos se busca mejorar la asociatividad, visibilidad, competitividad y comercialización de la oferta de los emprendedores de ambas comunas, a través de acciones de fortalecimiento de identidad territorial con herramientas de marketing y branding.
Los invitados principales a esta tertulia fueron los emprendedores asociados al nodo y vecinos con antiguas raíces en Vicuña y Paihuano, contando además con la colaboración del historiador y director del Museo Histórico Regional, Rodrigo Iribarren, y el publicista y facilitador, Javier Russo.
Guillermo Salfate, quien posee un centro de terapias alternativas y medicina bioenergética en Alcohuaz, fue uno de los participantes más activos. «Estupendo, cada persona colocó su grano de arena con esa experiencia que viene con esencia, que es lo más rescatable, y poder contribuir entre todos, con autenticidad. Muy provechoso, muy constructivo, y me voy muy contento», dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre