Turismo se la juega por «las Tres B»

0
48

La baja de turistas en el mes de diciembre y durante la primera quincena de enero es evidente: un desastre. El estallido social, la crisis económica en Argentina, el aumento de las tasas por compras en el extranjero, y la cautela al momento de gastar y dejar solos sus hogares, son algunas de las razones.

… Y pensar que no hace tantos años se anunciaba un millón de turistas en la temporada…
Este escenario para Laura Cerda, presidenta de la Cámara Regional del Turismo, plantea una serie de desafíos. «Nosotros hace rato que hicimos una diferenciación estratégica desde nuestra labor, principalmente de tipo de inversión, porque para hacer promoción y difusión dentro de las posibilidades del sector privado, uno hace una invitación generalizada a la región para conocer el destino», sostiene.

Y agrega que «la estrategia comercial está en focalizar el mercado que corresponde a cada sector empresarial, algo más específico, trabajando mucho lo que es la cartera de clientes y apuntando a sectores que nosotros sabemos que se mueven hacia nuestra región, y además trabajándola focalizada en Chile, no hacia el extranjero en este minuto».
Enfatiza en que «no solo al mercado interno, como Santiago o Concepción, sino que también a la movilidad interna, es decir, que si la gente no va a salir, que haga sus vacaciones dentro de la propia región».

Después de la primera semana de enero, Cerda comenta que se ha visto una movilidad significativa, pero con características bien definidas, «Una ocupación de 3 a 4 noches máximo, principalmente hacia los fines de semana, como de jueves a sábado o de viernes a domingo, pero más que eso no. Se ha notado una movilidad en ese sentido, llegando en algunos establecimientos al cien por ciento, que es bastante bueno, pero no ha sido parejo, al contrario, ha sido muy irregular la estadía y las reservas».

Para el resto del verano el panorama no parece repuntar. «Nosotros hacíamos proyecciones en base a reservas efectivas, por ejemplo si había una reserva efectiva de un 40% a eso le aumentábamos un 30%, y decíamos que sí o sí vamos a tener un 70% de ocupación, podría subir o bajar dependiendo de las condiciones de otros países y otros destinos, pero nos asegurábamos con esa proyección sobre datos bien duros».

«Ahora, no tenemos esa base estadística, porque la gente está haciendo reservas cuidadosas y gastos más cautos, reserva una noche, llega al lugar y ve que hay mucha oferta y se va del sitio, entonces no tenemos como saber si ese pasajero se quedó o se fue a algo más económico».

La estrategia del sector es mantener valores congelados y grandes descuentos.
«Las oportunidades de las Tres B son magníficas en nuestra región, es decir bueno, bonito y barato, no solo en el sector turístico de alojamiento, sino que también en lo que es comercio. Se considera valores entre un 25% a 30% dependiendo de la cantidad de personas que llegan y de la estadía».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre