Vacaciones a trabajadores de CAP Minería – Huasco no afectarían a El Romeral

0
531

El 21 de noviembre en el Puerto Guacolda II, de Huasco, en la Región de Atacama, falleció el joven Jorge Chilcumpa de 28 años, luego que, y según las primeras diligencias –pues la compañía CAP Minería está analizando las causas del accidente con el fin de evitar que acontecimientos como este vuelvan a suceder-, se cortasen los cables de una grúa, desplomándose la pluma de embarque sobre el trabajador.

El joven, con familiares en La Serena, en el sector de Las Compañías, llevaba un año y medio en la empresa, casi el mismo tiempo en que perdió a su hermano, quien se quitó la vida debido a una fuerte depresión.

Jorge, que dejó a un pequeño de tres años, estaba feliz en su nuevo trabajo. Y su madre Jasmina, igual. Sin embargo, todo se derrumbó esa madrugada del miércoles 21 de noviembre. Ella, que se encontraba en La Serena cuando se enteró de lo sucedido, estaba comprando una lápida para su otro hijo fallecido. Solamente pide justica.

Reconoce que desde Recursos Humanos de la minera se han acercado durante todo este tiempo. «Pero no es lo que yo quiero», advierte. Y aclara tajante que «ella, la señorita de Recursos Humanos, dice que es la cara visible de la empresa y es cierto, pero yo quiero hablar con los jefes y que me digan algo. Ni siquiera me han dado el pésame, y eso que estuvieron en la misa; pero no se acercaron a nosotros como familia…

Se supone que son un ente de respeto y lo único que quiero es justicia y que de una vez por todas cambien todas las maquinarias, porque hay algunas que son de los años setenta y solamente las han parchado y realizado algunos arreglos, pero nada más. Entonces toda esa estructura caducó por el fatigamiento. Estoy consciente de que muchas personas viven de este trabajo, por eso quiero que trabajen tranquilos, sin el temor de que una maquinaria se les venga encima, como le pasó a mi hijo».

Claudia, su tía, reconoce que desde el accidente «muchos son los abogados que se han acercado a mi hermana para ver el caso», y «también hemos tenido el apoyo de algunas autoridades como el alcalde y el concejal concejal Luis Trigo», agrega.

La familia, desde el fatal accidente, ha levantado una bandera de lucha. Ellos sólo quieren justicia», señala el concejal Trigo. Y avisa que «esperemos que la investigación finalmente diga lo que ocurrió, porque acá hubo un accidente donde una estructura, que está comprobado, fatigó su pluma que llevaba más de 60 años funcionando sin ninguna medida de resguardo de seguridad. Ahora, por culpa de la empresa terminan pagando toda una comunidad con las vacaciones colectivas».

Trigo, además, sostuvo que «la justicia y los organismos encargados deben hacer una investigación transparente y real, que no se oculte información respecto a lo que ocurrió. Lo que uno espera es que los organismos del Estado fiscalicen, que se hagan responsable de lo sucedido, ya que ha habido un montón de irregularidades, entonces queremos que se le dé un apoyo a la familia, que la empresa reconozca que hubo un error, cosa que no han hecho y que se acerquen a la familia, que la gerencia de CAP tenga una deferencia con ellos y que reconozcan los errores que hubo en la muerte de su hijo y que después no aparezca una investigación diciendo que fue culpa del trabajador».

Insiste, pese a que la investigación está en curso, «que la pluma fatigó, así que el tiempo que demora su arreglo y cambiarla, demorará varios meses, lo que significa que van a tener que habilitar otros puertos aledaños para que puedan seguir transportando el pellets.
A consecuencia de este accidente se paraliza la empresa, que finalmente le da vacaciones colectivas obligadas a sus trabajadores, cuando ellos tienen la responsabilidad de mantener y garantizar el trabajo y realizar acciones sociales y no lo ha hecho».

En la región todo sigue con normalidad…

Han pasado los días. Con ello la tristeza de una familia, pero también la incertidumbre de los trabajadores de la empresa, más todavía cuando hace pocos días informaba que después de la desgracia, los empleadores de la planta de pellets y mina Los Colorados tendrán vacaciones colectivas debido a la imposibilidad de exportar material para la producción de acero.
La medida -que rige del 17 de diciembre hasta el 14 de enero- tiene por objetivo planificar y ajustar la operación al stock de producción existente, así como realizar un balance de cuál será la mejor forma de reparar el puerto donde su estructura de embarque se precipitó a tierra dando muerte a uno de sus trabajadores, quedando fuera de operaciones por un período estimado de 8 meses.

Una Noticia que, por el momento, sólo estaría
afectando a los trabadores de Atacama

«Son faenas independientes y no tenemos nada oficial, pero que a nosotros nos cambien lo que teníamos programado, hasta la fecha nada. Hasta hoy al menos, ya que el martes tenemos reunión con recursos humanos y a lo mejor ahí nos den una noticia, como muchas veces ocurre, pero hasta el momento nada y todo sigue igual para Mina El Romeral como estaba programado», señalaron desde el Sindicato de Trabajadores de Minas El Romeral, Región de Coquimbo.

De la empresa nos habían ofrecido una entrevista al Gerente, pero aquello no se cumplió.
«El problema al interior de la compañía es grande», nos dijeron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre